Para inversores profesionales en España

Las empresas están amortizando sus deudas a escala global

Tom Ross, CFA

Tom Ross, CFA

Gestor de carteras


21 Jul 2022

El índice Janus Henderson Corporate Debt, es un estudio a largo plazo sobre las tendencias de endeudamiento de empresas en todo el mundo, y revela que las empresas de distintas regiones del mundo están amortizando sus deudas por primera vez desde 2014/2015; una cuarta parte de las que integran el índice carecen de deudas.

Aspectos destacados

  • La deuda neta global de las empresas se redujo un 0,2 % a tipos de cambio constantes entre 2021-22, hasta los 8,15 billones de USD.
  • El fuerte aumento del flujo de caja ha financiado un volumen récord de dividendos, recompras de acciones y amortización de deuda.
  • Prevemos que el endeudamiento se reducirá aun más en el próximo año, ya que los mayores costes de financiación y la desaceleración económica llevarán a las empresas a ser más conservadoras.
Ver la transcripción Expandir

Tom Ross: por primera vez en siete años, las empresas están amortizando sus deudas a escala global. De hecho, la deuda neta global de las empresas se redujo un 0,2% a tipos de cambio constantes entre 2021 y 2022, hasta los 8,15 billones de USD; y un 51% de empresas de todo el mundo está reduciendo sus deudas.

El sector de la energía lideró esta tendencia, ya que los productores de petróleo y gas recortaron la deuda en 155.000 millones de USD cuando la escalada de los costes energéticos dio un giro al destino del sector.

En los mercados de renta fija, los rendimientos de los bonos corporativos han subido con fuerza, especialmente en el segmento high yield, lo que se ha traducido en reembolsos generalizados.

El valor nominal de los bonos cotizados se ha reducido en 115.000 millones de USD desde finales de mayo de 2021 y ahora hay una mayor diferenciación entre emisores, sectores y vencimientos de deuda de alto y bajo riesgo.

De cara al futuro, prevemos que la deuda neta global se reducirá en otros 270.000 millones de USD este año, ya que los mayores costes de financiación y la desaceleración económica obligarán a las empresas a ser más conservadoras.

 

Bono corporativo high yield: bono que tiene una calificación crediticia más baja que un bono investment grade. A veces se conoce como bono sub-investment grade. Estos bonos suelen conllevar un mayor riesgo de que el emisor incurra en impago, por lo que normalmente se emiten con una tasa de rendimiento más alta para reflejar el riesgo adicional.

Deuda neta: Todos los empréstitos menos el efectivo o los equivalentes de efectivo.

Rendimiento: renta generada por un valor, expresada normalmente como tipo porcentual. Dicho de forma sencilla, para un bono, se calcula dividiendo el cupón anual pagado entre el precio actual del bono. 

Este documento recoge las opiniones expresadas por el autor en el momento de su publicación y podrían ser diferentes de las de otras personas/equipos de Janus Henderson Investors. Cualquier instrumento, fondo, sector e índice citados en este artículo no constituyen ni forman parte de ninguna oferta o solicitud para comprar o vender alguno de ellos.

 

La rentabilidad histórica no predice las rentabilidades futuras. Todas las cifras de rentabilidad incluyen tanto los aumentos de las rentas como las plusvalías y las pérdidas, pero no refleja las comisiones actuales ni otros gastos del fondo.

 

La información contenida en el presente artículo no constituye una recomendación de inversion.

 

Comunicación Publicitaria.

 

Glosario

 

 

 

Tom Ross, CFA

Tom Ross, CFA

Gestor de carteras


21 Jul 2022