Mercados emergentes: «cuando sube la marea, no todos los barcos flotan»

Aspectos destacados

  • Varios países de los mercados emergentes han sufrido pandemias en los últimos años, por lo que están mejor posicionados para reaccionar al brote de coronavirus que en los países desarrollados.
  • De cara al futuro, los países que esperan desarrollarse económicamente a través de las exportaciones podrían encontrar dificultades si el aumenta el proteccionismo.
  • Grandes mercados nacionales como China podrían estar mejor posicionados para ofrecer oportunidades de inversión a más largo plazo, ya que los mercados de exportación podrían no estar disponibles como antes.

Aunque el coronavirus se originó en Wuhan, China, ha habido diferencias significativas en las tasas de contagio y mortalidad en los mercados emergentes, así como en su continuo impacto económico. En consecuencia, creemos que algunos países y las empresas que operan desde ellos estarán en mejores condiciones para recuperarse y, a la larga, crecer que otros.

Varios países emergentes han sufrido pandemias, como el SARS, el MERS y la gripe porcina asiática, por lo que están más preparadas para reaccionar al brote del coronavirus. Países como China y Vietnam, con gobiernos competentes, unidos y proactivos, gestionaron la situación de forma eficiente. Se beneficiaron de su capacidad de hacer test, la posibilidad de imponer un confinamiento y la voluntad de utilizar la tecnología a pesar de la preocupación por la privacidad.

Cuando el virus esté bajo control

Algunos gobiernos de mercados emergente que se vieron obligados a perder más tiempo del que podían permitirse y a adoptar experimentos monetarios poco convencionales probablemente notarán un impacto económico a más largo plazo de la pandemia de coronavirus. Por ejemplo, el Banco de la Reserva de la India (RBI) ha iniciado su propia versión de la «operación twist», al comprar títulos de deuda pública a largo plazo y vender a la vez bonos a corto plazo, en un intento por rebajar los tipos de interés a largo plazo y estimular la economía india.

Nos preocupan los niveles de deuda en países como Argentina, Nigeria y Sudáfrica, así como en economías emergentes más grandes como Brasil, India e Indonesia. Creemos que estos países tendrán que empezar a controlar su déficit presupuestario cuando el virus pase, proceso que en el pasado a menudo ha provocado largos periodos de crecimiento inferior*.

Entre algunos de los mercados bursátiles más golpeados durante la pandemia de covid-19 están los que tienen un gran número de inversores extranjeros en sus bonos soberanos denominados en la moneda nacional, como México, Sudáfrica e Indonesia. La venta de esos bonos por la salida de los inversores extranjeros suele ejercer presión sobre la moneda del país. Los mercados bursátiles de países con políticas monetarias contundentes antes de la llegada del virus, como Turquía y Brasil, también atravesaron momentos difíciles.

El análisis de los países importa

Creemos que los próximos 20 años no van a ser tan favorables para los mercados emergentes como los 20 anteriores. En primer lugar, la época dorada de la globalización ha pasado. Los países que esperan desarrollarse económicamente a través de las exportaciones sufrirán dificultades si el aumenta el proteccionismo. En segundo lugar, la inteligencia artificial y la automatización están reduciendo la ventaja competitiva de la mano de obra barata, lo que dificulta el desarrollo económico basado en la industrialización. Por último, la naturaleza del crecimiento de China está cambiando, de un gran peso de las materias primas ―y las importaciones de bienes de equipo― a un gran peso del consumo, lo que ofrece menos respaldo a otros mercados emergentes.

Por tanto, creemos que va a haber mucha disparidad entre los casos de éxito de algunos países de mercados emergentes y los fracasos de otros, por lo que la selección de países resulta importante.

Los factores de gobierno corporativo siguen siendo fundamentales

No todos los accionistas mayoritarios de la clase de activos de los mercados emergentes supervisan su empresa en aras del beneficio de todos, incluidos los accionistas minoritarios como nosotros. No todos los regímenes políticos tienen un Estado de derecho y una legislación previsibles. Por consiguiente, seguimos siendo precavidos con respecto a la inversión en empresas de propiedad estatal, que pueden ser obligadas a participar en un «servicio al país», es decir, una orden del gobierno de la nación para actuar en su representación. Seguimos prefiriendo invertir junto a empresarios que suelen gestionar pequeñas y medianas empresas, y que se preocupan por los intereses de todos los accionistas.  Creemos que estas empresas representan el futuro de los mercados emergentes.

Enfoque en los grandes mercados nacionales

Creemos que países con grandes mercados nacionales como China podrían estar mejor posicionados para ofrecer oportunidades de inversión a más largo plazo, ya que los mercados de exportación podrían no estar disponibles como antes. Dicho esto, seguimos siendo positivos acerca de Vietnam, que ha recibido una cantidad desproporcionada de inversión extranjera directa comparado con otros países emergentes. Diversificar las cadenas de suministro de China a Vietnam es una opción lógica, debido a la mejora de sus infraestructuras y su población joven y bien formada. El único impedimento es que el conjunto de valores líquidos (fácilmente negociables) donde elegir es limitado.

En las empresas, buscamos también negocios que generan propiedad intelectual, no solo patentes tecnológicas, sino también marcas. Al igual que en los países desarrollados, temáticas como el crecimiento del comercio electrónico y la digitalización de pagos seguirán creciendo en economías emergentes más sólidas. Creemos que los países y empresas de éxito necesitarán un gobierno reformista que ayude a adoptar políticas favorables para conjugar esos factores.

Hay ciertos factores clave que creemos que los mercados emergentes necesitan para tener éxito en el futuro:

  • Gran mercado interno, debido a la desglobalización
  • Creación de propiedad intelectual (patentes y marcas tecnológicas)
  • Gobierno reformista o innovador

CREEMOS QUE NO TODOS LOS MERCADOS EMERGENTES ESTÁN BIEN POSICIONADOS

 

1

Fuente: Janus Henderson Investors, a 31 de mayo de 2020

Teniendo en cuenta estos factores y la dinámica que probablemente prevalezca en el mundo tras la covid-19, creemos que «cuando suba la marea, no todos los barcos flotarán». Para nosotros, las oportunidades más atractivas a largo plazo probablemente vendrán de los países emergentes de Asia, en los que hay innovación y la población de clase media consumidora que gasta está aumentando. Sin embargo, está claro que hay que actuar con cuidado al analizar los relativos méritos de los componentes de la clase de activos, ante la creciente disparidad entre los que tienen éxito y fracasan.

* Crecimiento inferior: crecimiento por debajo de la media o por debajo de lo que se espera.

Más perspectivas sobre renta variable

ARTÍCULO ANTERIOR

¿Cómo cambian las oportunidades en la renta variable asiática tras la covid-19?

Andrew Gillan comenta el impacto de la pandemia en la renta variable asiática y explica por qué los casos de crecimiento estructural siguen intactos.

ARTÍCULO SIGUIENTE

Invertir en salud tras la pandemia

Los grandes esfuerzos sanitarios para abordar la covid-19 podrían tener un impacto positivo en el sector a largo plazo, según Andy Acker.

Este documento recoge las opiniones expresadas por el autor en el momento de su publicación y podrían ser diferentes de las de otras personas/equipos de Janus Henderson Investors. Cualquier instrumento, fondo, sector e índice citados en este artículo no constituyen ni forman parte de ninguna oferta o solicitud para comprar o vender alguno de ellos.

 

Las rentabilidades pasadas no son promesa o garantía de rentabilidades futuras. Todas las cifras de rentabilidad incluyen tanto los aumentos de las rentas como las plusvalías y las pérdidas, pero no refleja las comisiones actuales ni otros gastos del fondo.

 

La información contenida en el presente artículo no constituye una recomendación de inversion.

 

Con fines promocionales.

 

Glosario

 

 

 

Información importante

Le recomendamos que lea la siguiente información acerca de los fondos relacionados con el presente artículo.

El fondo Janus Henderson Fund (en lo sucesivo, el “Fondo”) es una SICAV luxemburguesa constituida el 26 de septiembre de 2000, gestionado por Henderson Management S.A.
    Specific risks
  • Las acciones de sociedades pequeñas o medianas pueden ser más volátiles que las acciones de grandes sociedades, y en ocasiones puede ser difícil valorar o vender acciones en tiempos y precios deseados, lo que aumenta el riesgo de pérdida.
  • Los mercados emergentes exponen al Fondo a una mayor volatilidad y a un mayor riesgo de pérdida que los mercados desarrollados; son susceptibles a eventos políticos y económicos adversos, y pueden estar menos regulados con procedimientos de custodia y liquidación poco sólidos.
  • El Fondo podrá utilizar derivados con el fin de reducir el riesgo o gestionar la cartera de forma más eficiente. Sin embargo, esto conlleva otros riesgos, en particular, que la contraparte de un derivado no pueda cumplir sus obligaciones contractuales.
  • Si el Fondo mantiene activos en divisas distintas de la divisa base del Fondo o si usted invierte en una clase de acciones de una divisa diferente a la del Fondo (a menos que esté "cubierto"), el valor de su inversión puede verse afectado por las variaciones de los tipos de cambio.
  • El Fondo podría perder dinero si una contraparte con la que negocia no está dispuesta o no es capaz de cumplir sus obligaciones respecto al Fondo.