Mercados emergentes

Emerging Markets: Near-term Uncertainty Matched with Long-term Opportunity

Mercados emergentes

Emerging Markets: Near-term Uncertainty Matched with Long-term Opportunity

Si bien la pandemia ha aumentado el riesgo a corto plazo, el auge de los sectores de innovación y valor añadido debería establecer la futura trayectoria de los mercados emergentes sobre una base más estable, defienden Daniel Graña y Matt Culley.

Aspectos destacados:

  • Las respuestas dispares a la pandemia mundial están dando lugar a diferentes perspectivas a corto plazo para los países de los mercados emergentes.
  • Cada vez más, el legado de externalización y convergencia económica que impulsaba a los mercados emergentes se está viendo eclipsado por la innovación.
  • Pese a los cambios en la normativa del sector tecnológico de China, creemos que las autoridades siguen reconociendo el papel que desempeñan las empresas tecnológicas en el aumento de la eficiencia y la prestación de servicios necesarios.

A lo largo de 2021, los mercados emergentes, como el resto de países, han visto la trayectoria de sus economías y mercados financieros dictada, en cierta medida, por la evolución de la pandemia de covid 19. Las previsiones de un aumento de la actividad económica impulsaron a los índices de referencia de la renta variable de los mercados emergentes a registrar máximos en febrero. Más adelante, la propagación de la variante Delta y la amenaza de nuevas restricciones para el comercio ejercieron presiones a la baja sobre la clase de activos. Por las razones que se explican a continuación, estos acontecimientos relacionados con la salud pública deberían servir como recordatorio de que la renta variable de los mercados emergentes no es inamovible; las distintas respuestas de los países de los mercados emergentes a la pandemia serán probablemente un importante factor determinante de su progresión económica a corto plazo y de su capacidad para generar rendimientos atractivos para los inversores.

Más recientemente, un importante segmento de la clase de activos, la tecnología china, se ha visto sometido a presión debido a los cambios en el contexto normativo. Si bien la situación merece un seguimiento, reconocemos que lo que no ha cambiado es la innovación que están llevando a cabo una serie de empresas chinas que aprovechan la tecnología para impulsar el aumento de la productividad en toda la economía y, en varios casos, crear sectores totalmente nuevos.

Cambio de impulsores

Creemos que el futuro avance de las economías emergentes lo impulsarán empresas privadas innovadoras que traten de satisfacer las necesidades particulares de los consumidores y clientes empresariales de estas regiones. El papel cada vez mayor de la innovación en muchas economías emergentes se debe a la mayor estabilidad económica que han aportado los años de externalización y crecimiento impulsado por la convergencia en todo el panorama de los mercados emergentes. Con el claro apoyo de las políticas, ahora estamos presenciando el establecimiento de sectores cada vez más esenciales y el ascenso de los consumidores nativos digitales de clase media. Como se observa en el gráfico 1, los sectores más relacionados con la innovación y la economía digital han visto crecer considerablemente su cuota en el índice MSCI Emerging Market1 durante la última década, a expensas de la banca y las materias primas, que durante mucho tiempo dominaron las economías de los mercados emergentes.

Gráfico 1. Las industrias innovadoras han ganado cuota de mercado en los mercados emergentes.

Cuota del sector en el índice MSCI Emerging Markets

Fuente: Bloomberg, Janus Henderson Investors. Ponderaciones sectoriales a 19 de agosto de 2011 y a 19 de agosto de 2021.

La desvinculación económica entre China y EE. UU. está ganando fuerza, y es probable que el papel que desempeña el comercio global en impulsar el crecimiento económico disminuya. Del mismo modo, las empresas de propiedad estatal (SOE) que a menudo lastran la eficiencia del sector privado y que pueden ser llamadas a realizar actos al «servicio del país» como los que hemos visto en varios mercados emergentes durante la pandemia, probablemente desempeñen un papel menor a la hora de generar crecimiento económico marginal. Debido a estos acontecimientos, la gestión activa de la exposición a los exportadores tradicionales y a las SOE, que incluye evitar ciertos valores por completo, probablemente será una herramienta importante para los gestores que buscan maximizar la rentabilidad y gestionar el riesgo en la renta variable de los mercados emergentes en el futuro. El hecho de que este tercer pilar de la «innovación» esté cobrando impulso como fuente de rendimientos a largo plazo es una evolución importante para la clase de activos.

Un manual de estrategia para navegar por un entorno complejo

Aunque creemos que el sector privado es clave para la prosperidad futura de los mercados emergentes, también intervienen otros factores. La política tiene una gran influencia en los países que aún están creando estructuras económicas y marcos regulatorios sólidos, y el gobierno corporativo, especialmente en relación con los derechos de los accionistas minoritarios, es un asunto que a menudo requiere un análisis minucioso. Teniendo esto en cuenta, creemos que los inversores en mercados emergentes deberían guiarse por un enfoque multidireccional que considere los fundamentales de la empresa, la gobernanza corporativa y política y la dirección de la política macroeconómica.

Con vistas al futuro, dentro del contexto macroeconómico, vemos razones para el optimismo, ya que la disponibilidad de las vacunas contra la Covid 19 y otras terapias pueden ayudar a hacer frente a la pandemia y deberían llevar a un aumento de las oportunidades de inversión. Al mismo tiempo, observamos diferencias en la manera de afrontar la crisis en los distintos países. Mientras que algunos gobiernos han sido proactivos en la distribución de vacunas y en la respuesta a los brotes, otros han tenido problemas con la logística, las nuevas variantes y la reducción de la eficacia de las vacunas.

Creemos que estos obstáculos podrían crear una amplia variedad de trayectorias para los diferentes países. Los que logren combatir la pandemia podrán volver más rápidamente a su trayectoria económica anterior a 2020. Los países que tarden en implementar las vacunas o afrontar la propagación no controlada del virus podrían enfrentarse a repercusiones económicas, fiscales y sanitarias a largo plazo. La India, en particular, se ha visto muy afectada por el virus y, como se ve en el gráfico 2, su débil situación fiscal limita la capacidad del gobierno para ayudar a la economía. Por otro lado, los países del norte de Asia, China, Taiwán y Corea del Sur, han avanzado más en la lucha contra la pandemia. Sin embargo, advertimos que la crisis sanitaria está lejos de terminar y que las nuevas variantes y las nuevas olas del virus siguen generando incertidumbre a corto plazo tanto para la economía mundial como para muchos mercados emergentes y sus condiciones fiscales.

Gráfico 2. Las situaciones fiscales más débiles a menudo coinciden con las recesiones más profundas en 2020.

Las situaciones fiscales más débiles a menudo coinciden con las recesiones más profundas en 2020

Fuente: base de datos de las Perspectivas económicas mundiales del FMI, abril de 2021.

Con vistas al futuro

Lo que hace de este un momento atractivo para las inversiones en los mercados emergentes es hasta qué punto estas regiones, especialmente el peso pesado de China, se encuentran a la vanguardia de las tendencias mundiales. Una de las tendencias que seguimos es el avance a largo plazo hacia la descarbonización. El presidente Xi Jinping ha diseñado un ambicioso plan para que China alcance la neutralidad de carbono para 2060. Como se ilustra en el gráfico 3, para lograr este objetivo es crucial eliminar gradualmente la generación de electricidad a partir de carbón. Este ajustado calendario va a necesitar importantes inversiones en energía renovable y vehículos eléctricos. En muchos aspectos, China está a la vanguardia del desarrollo de nuevas tecnologías relacionadas con la descarbonización y de su implementación a escala.

La revolución que se está produciendo en los sectores de la energía y el automóvil está afectando a toda la economía mundial. La extracción de metales, como el cobre, es esencial para la descarbonización, ya que ayudará a alimentar una economía centrada en baterías (y renovables). Creemos que la demanda de cobre y otros metales esenciales aumentará considerablemente en los próximos años, lo que beneficiará a varios países emergentes con importantes depósitos minerales.

Gráfico 3. El programa de descarbonización de China se centra en el reemplazo del carbón por energías renovables.

El programa de descarbonización de China se centra en el reemplazo del carbón por energías renovables.

Fuente: Oficina Nacional de Estadísticas de China, Universidad de Tsinghua, JPMorgan. Todos los periodos, excepto 2018, son estimaciones. Datos a 30 de abril de 2021.

Seguimos viendo oportunidades en el sector tecnológico de China, especialmente en las empresas vinculadas a la digitalización de su economía, ya que esto coincide con los objetivos generales del gobierno de aumentar la productividad y el crecimiento económico y ayudar a mitigar las crecientes desigualdades sociales. Los acontecimientos recientes relacionados con una regulación más estricta merecen una mirada atenta, pero creemos que el gobierno central reconoce el importante papel que desempeña el sector tecnológico en la creación de servicios necesarios y en sacar a relieve las eficiencias de la economía. En nuestra opinión, la clave para la rentabilidad de las inversiones estará en mantenerse en el lado correcto de estos objetivos de política económica y social.

Si bien atraen menos atención que la tecnología y la energía, las empresas emergentes contribuyen cada vez más a la innovación sanitaria. En China, así como en otros países emergentes, el sector biotecnológico se encuentra bien alineado con la política oficial, al desarrollar terapias novedosas para satisfacer las necesidades de los pacientes y reducir los costes. Estos avances son importantes tanto en países con envejecimiento de la población como en regiones que históricamente no han tenido acceso a una sanidad adecuada.

Vientos a favor, sí, pero sigue siendo necesaria una mano al timón

Al igual que con otras regiones, creemos que los trastornos económicos y sociales provocados por la pandemia de covid 19 han acelerado muchas tendencias existentes, incluida la digitalización de la economía global. En este sentido, nunca ha habido una oportunidad mejor para acceder a las tecnologías de valor añadido y la propiedad intelectual de las economías emergentes. Pero, teniendo en cuenta los desafíos a los que se enfrentan ciertos países para contener la pandemia y gestionar situaciones fiscales delicadas al mismo tiempo, siguen existiendo riesgos. Las trayectorias potencialmente divergentes de los países emergentes significan que, a medida que la economía mundial emerge de la pandemia, los inversores se verán obligados a identificar las tendencias más duraderas y las empresas más innovadoras, y reconocer al tiempo qué países y sectores se enfrentan a obstáculos a largo plazo y, por tanto, deben evitarse.

1El índice MSCI Emerging Markets℠ refleja la rentabilidad de los mercados de renta variable de los países emergentes.

Este documento recoge las opiniones expresadas por el autor en el momento de su publicación y podrían ser diferentes de las de otras personas/equipos de Janus Henderson Investors. Cualquier instrumento, fondo, sector e índice citados en este artículo no constituyen ni forman parte de ninguna oferta o solicitud para comprar o vender alguno de ellos.

 

La rentabilidad histórica no predice las rentabilidades futuras. Todas las cifras de rentabilidad incluyen tanto los aumentos de las rentas como las plusvalías y las pérdidas, pero no refleja las comisiones actuales ni otros gastos del fondo.

 

La información contenida en el presente artículo no constituye una recomendación de inversion.

 

Comunicación Publicitaria.

 

Glosario

 

 

 

Información importante

Le recomendamos que lea la siguiente información acerca de los fondos relacionados con el presente artículo.

El fondo Janus Henderson Fund (en lo sucesivo, el “Fondo”) es una SICAV luxemburguesa constituida el 26 de septiembre de 2000, gestionado por Henderson Management S.A. Henderson Management SA puede decidir dar por finalizados los acuerdos de comercialización de este organismo de inversión colectiva atendiendo a lo dispuesto en la regulación pertinente. Esta es una comunicación con fines de promoción comercial. Antes de tomar cualquier decisión de inversión definitiva, consulte el folleto del OICVM y el documento de datos fundamentales para el inversor.
    Specific risks
  • Las acciones/participaciones pueden perder valor con rapidez y, por lo general, implican un mayor riesgo que los bonos o los instrumentos del mercado monetario. Como resultado, el valor de su inversión puede bajar.
  • Las acciones de sociedades pequeñas o medianas pueden ser más volátiles que las acciones de grandes sociedades, y en ocasiones puede ser difícil valorar o vender acciones en tiempos y precios deseados, lo que aumenta el riesgo de pérdida.
  • Los mercados emergentes exponen al Fondo a una mayor volatilidad y a un mayor riesgo de pérdida que los mercados desarrollados; son susceptibles a eventos políticos y económicos adversos, y pueden estar menos regulados con procedimientos de custodia y liquidación poco sólidos.
  • Este Fondo puede tener una cartera especialmente concentrada en relación con su universo de inversión u otros fondos de su sector. Un evento adverso que afecte incluso a un número reducido de tenencias podría generar una volatilidad o pérdidas significativas para el Fondo.
  • El Fondo podrá utilizar derivados con el fin de reducir el riesgo o gestionar la cartera de forma más eficiente. Sin embargo, esto conlleva otros riesgos, en particular, que la contraparte de un derivado no pueda cumplir sus obligaciones contractuales.
  • Si el Fondo mantiene activos en divisas distintas de la divisa base del Fondo o si usted invierte en una clase de acciones/ participaciones de una divisa diferente a la del Fondo (a menos que esté "cubierto"), el valor de su inversión puede verse afectado por las variaciones de los tipos de cambio.
  • Los valores del Fondo podrían resultar difíciles de valorar o de vender en el momento y al precio deseados, especialmente en condiciones de mercado extremas, cuando los precios de los activos pueden estar bajando, lo que aumenta el riesgo de pérdidas en las inversiones.
  • El Fondo puede incurrir en un mayor nivel de costes de transacción como resultado de la inversión en mercados menos activos o menos desarrollados en comparación con un fondo que invierte en mercados más activos/desarrollados.
  • Una parte o la totalidad de los gastos en curso del Fondo se pueden tomar del capital, lo que puede debilitar el capital o reducir el potencial de crecimiento de capital.
  • El Fondo podría perder dinero si una contraparte con la que negocia el Fondo no está dispuesto o no es capaz de cumplir sus obligaciones, o como resultado de un fallo o retraso en los procesos operativos o del fallo de un proveedor externo.