No todos los valores del sector salud participaron de la misma manera de las ganancias del sector en 2021. Andy Acker, gestor del fondo Global Life Sciences y Horizon Biotechnology, explica por qué el sector podría dar un giro en el nuevo año y dónde valor.

Key takeaways:

  • La incertidumbre reglamentaria y política y los trastornos relacionados con la covid-19 provocaron diferencias de rentabilidad en el sector salud durante el año pasado.
  • Pero estas tendencias muestran indicios de revertirse en 2022, lo que podría dar lugar a un repunte de la demanda de atención médica y eliminar los excesos del desarrollo de medicamentos.
  • Así pues, algunos valores del sector salud que quedaron rezagados en 2021 ahora podrían estar en condiciones de recuperarse.

A comienzos de 2021, el sector salud estaba en la cresta de la ola por el éxito de las vacunas contra la covid-19 y el potencial de recuperación de la demanda. Pero la euforia no duró mucho. En enero, el comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) dimitió, dejando a la agencia sin nadie al mando en un momento en que las solicitudes de fármacos contra la covid-19 no dejaban de aumentar. Posteriormente, los legisladores propusieron una reforma integral de los precios de los medicamentos como modo de financiar las leyes de estímulo. La Comisión Federal de Comercio empezó a examinar las fusiones y adquisiciones, y apareció la variante Delta, que puso en cuestión la reapertura económica.

Pese a ello, el sector salud se anotó unas ganancias de dos dígitos en 2021, tras el buen comportamiento de los mercados bursátiles (a 19 de noviembre).1 ero las rentabilidades no han estado muy repartidas. Los valores biotecnológicos de pequeña y mediana capitalización vivieron su peor periodo de rentabilidad inferior con respecto al índice S&P 500® del que se tiene constancia. Las acciones de algunas compañías de tecnología médica se quedaron atrás a medida que aumentaban los casos de covid-19. Por su parte, las empresas que desarrollaron vacunas contra la covid-19 o que se beneficiaron de otro modo de la pandemia vieron dispararse los precios de sus acciones, a pesar de la incertidumbre sobre la sostenibilidad de los ingresos resultantes de la covid-19.

Creemos que es poco probable que esta dinámica persista en 2022. A medida que las tasas de vacunación sigan aumentando y se solucionen algunos problemas reglamentarios y políticos, creemos que las áreas del sector que se pasaron por alto en 2021 podrían estar en condiciones para recuperarse en el próximo año, generando oportunidades para los inversores.

Recuperación de la tecnología médica: Interrupción, no desaparición

Las compañías de dispositivos médicos desarrollan y fabrican los instrumentos y productos utilizados en los procedimientos médicos y la atención rutinaria, como la robótica, las válvulas transcatéter y las bombas de insulina. Pese a dar un giro en la primera mitad de 2021, la recuperación del sector se topó con un bache cuando la variante delta llevó a pacientes y a proveedores a retrasar una vez más los procedimientos. Pero creemos que esta demanda en su mayor parte se ha aplazado, no se ha perdido. También creemos que existe una importante cartera de pedidos de productos de tecnología médica, como demuestra el aumento de las ventas durante el segundo trimestre de 2021 (antes de la delta).2 Además, tras casi dos años de pandemia, los hospitales tienen incentivos económicos para recuperar los procedimientos rentables. Por ejemplo, los proveedores están trasladando cada vez más los servicios a entornos ambulatorios en los que los casos de covid-19 no dominan los recursos (ni ahuyentan a los pacientes).

Al mismo tiempo, en 2022 se lanzarán al mercado algunos dispositivos médicos que podrían revolucionar el nivel de atención a grandes grupos de pacientes. Uno de los más interesantes es el primer sistema de administración de insulina sin tubo, que ajusta continuamente los niveles de insulina para los diabéticos dependiendo de los niveles y tendencias de glucosa. Este llega tras otros lanzamientos destacados, como una lente de contacto que retrasa la progresión de la miopía en los niños y robots quirúrgicos que amplían el alcance de las cirugías mínimamente invasivas, los cuales están creando nuevas fuentes de crecimiento.

Exceso de ventas: compañías biotecnológicas de pequeña y mediana capitalización                                                    

Sin duda, los valores biotecnológicos de pequeña y mediana capitalización registraron la mayor divergencia de rentabilidad en 2021 y fueron probablemente los más afectados por los excesos regulatorios/políticos y de la covid-19. Desde principios de febrero hasta mediados de agosto de 2021, el índice del sector selectivo de biotecnología del S&P se anotó una caída de un 31,8% y obtuvo una rentabilidad inferior a la del S&P 500 y al del S&P 500 Health Care Sector, con los márgenes más amplios de la historia (gráficos 1 y 2)

Gráfico 1. Rentabilidad inferior de la biotecnología

Acker chart 1

Fuente: Bloomberg, datos del 8 de febrero de 2021 al 29 de noviembre de 2021. Índices ajustados a 100 a 8 de febrero de 2021. El índice S&P 500 es un índice ponderado por capitalización bursátil compuesto por 500 empresas líderes cotizadas en bolsa en EE.UU. El S&P 500 Health Care Sector está compuesto por las empresas incluidas en el S&P 500 que están clasificadas como pertenecientes al sector sanitario de GICS®. El índice S&P Biotechnology Select Industry se compone de los valores incluidos en el índice S&P Total Market clasificados en el subsector biotecnológico de GICS.

La ola de ventas se debió a la conjunción de una serie de tendencias. Por ejemplo, los rápidos avances en el desarrollo de fármacos hicieron que se cuestionaran los diseños de los ensayos clínicos durante un periodo en el que los organismos reguladores no estaban preparados para ofrecer directrices claras. Por consiguiente, en 2021 se produjeron cambios bruscos en la política reguladora, lo que hizo que los programas de desarrollo de algunas compañías no cumplieran las normas revisadas y castigó a sus acciones.

Esperamos que pronto haya más claridad: en noviembre, la administración Biden nominó a Robert Califf como comisionado de la FDA. El Dr. Califf fue comisionado durante el último año de la administración Obama y es un experto en ensayos clínicos. Si se confirma, creemos que adoptará una política más coherente para las compañías biofarmacéuticas que ahora buscan la aprobación de medicamentos.

La preocupación acerca de la reforma de los precios de los medicamentos en EE.UU. también podría remitir. La última propuesta presentada por la Cámara de Representantes limita la negociación directa de los precios de los medicamentos por parte del gobierno a entre 10 y 20 fármacos que se encuentran al final de su ciclo de patentes, y los cambios de precios no entrarían en vigor hasta entre 2025 y 2028.3 Las compañías farmacéuticas deberían compartir otros costes, pero un límite al gasto de bolsillo de los mayores podría mejorar el acceso y la asequibilidad y, por tanto, el cumplimiento de los medicamentos. Los detalles aún no se han ultimado, pero por ahora, el peor escenario de una reforma más amplia parece no ser una opción.

Creemos que este entorno podría ayudar a que los valores biotecnológicos de pequeña y mediana capitalización comiencen a recuperarse. Las valoraciones comprimidas ya han reavivado la actividad de fusiones y adquisiciones, con el anuncio de varias operaciones por valor de muchos millones de dólares en la segunda mitad de 2021. Además, históricamente, el índice S&P Biotech Select ha registrado importantes repuntes tras caer un 20% o más. En efecto hecho, desde la creación del índice de referencia en 2006, la subida media de un año desde el punto más bajo de una caída fue superior al 50%.

Figure 2: past biotech drawdowns and recoveries

Descubrir valor en las acciones del sector salud Gráfico 2

Fuente: Bloomberg. La rentabilidad histórica no constituye ninguna garantía de los resultados futuros. La rentabilidad de la biotecnología corresponde al índice S&P Biotechnology Select Industry. El índice se lanzó el 27 de enero de 2006. NA = No aplicable.

La innovación continúa

De forma sorprendente, a pesar de los desafíos del año, la FDA va camino de aprobar un número casi récord de nuevos medicamentos en 2021 (gráfico 3), lo que indica que la innovación dentro del sector continúa siendo sólida. En efecto, el año pasado vimos los primeros datos positivos de ensayos clínicos de terapias de edición genética <em>in vivo</em>, cuyo objetivo es curar un defecto genético con una sola inyección. Además, el perfeccionamiento de las tecnologías de diseño de fármacos permite abordar las mutaciones genéticas que suelen provocar cáncer, mientras que se sigue avanzando en el ámbito de los degradadores de proteínas de moléculas pequeñas que persiguen objetivos tradicionalmente «imposibles de tratar». Pensamos que muchas de estas terapias, que se centran en necesidades médicas no cubiertas y pueden tener múltiples aplicaciones, podrían tener largas vías de crecimiento.

Gráfico 3. Autorizaciones de medicamentos de la FDA

Pese a no tener un comisionado permanente, la FDA ha aprobado 43 nuevos medicamentos en lo que va de 2021, con más solicitudes pendientes antes de fin de año.

healthcare chart 3

Fuente: Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. *Datos a 19 de noviembre de 2021.

la innovación también se está dando fuera del desarrollo de medicamentos. Por ejemplo, los proveedores de seguros médicos están experimentando con redes basadas en el valor que vinculan el pago a los resultados de los pacientes. Los primeros indicios sugieren que este enfoque podría mejorar la satisfacción y los resultados de los pacientes y reducir los costes. Por su parte, las compañías de seguros de salud podrían registrar un aumento de las afiliaciones en 2022, gracias a la solidez del mercado laboral, la ampliación de las subvenciones a las primas de los seguros y las tendencias demográficas. Por ejemplo, se prevé que en 2022 las inscripciones a Medicare Advantage, la opción de seguro privado para las personas mayores en EE.UU., aumenten un 10%.4

Sin duda, el sector sanitario afrontará nuevos desafíos en 2022, como la amenaza de una mayor inflación, que podría reducir los márgenes de beneficio, y la posibilidad de que suban los tipos de interés, lo que podría hacer que los activos de larga duración, como los valores biotecnológicos, pierdan atractivo. Pero diríamos que, a medida que el calendario cambie, el periodo de rentabilidades determinadas por la pandemia podría empezar a tocar fin y los inversores harían bien en recordar lo que suele ser el mayor factor de rentabilidad a largo plazo en la salud: la innovación.

 

1 Bloomberg, datos del S&P 500 Health Care Sector.

2 Informes de resultados de las empresas del segundo trimestre.

3 Whitehouse.gov, a 2 de noviembre de 2021.

4 Centers for Medicare & Medicaid Services, a 30 de septiembre de 2021.