Tendencias emergentes y en proceso de aceleración en la renta variable de EE.UU.

Aspectos destacados

  • Según vamos viendo las consecuencias económicas de la pandemia de covid-19, muchas temáticas seculares* a largo plazo que ya existían siguen acelerándose.
  • Mientras que varios sectores podrían hacer frente a efectos negativos a largo plazo, otros podrían beneficiarse de los cambios de comportamiento tras la crisis.
  • Las empresas con balances más sólidos y una amplia liquidez podrían ser capaces de invertir y hacer los ajustes necesarios para salir reforzados con respecto a sus competidoras.

Las tendencias seculares a largo plazo se aceleran

Ante la incertidumbre a corto plazo resultante de la crisis de la covid-19, creemos que muchas temáticas seculares a largo plazo siguen vigentes, lo que podría beneficiar a ciertos sectores y empresas. Las temáticas relacionadas con la innovación tecnológica, por ejemplo, se han acelerado en algunos casos debido a la «distancia social». El paso a la informática en nube (cloud) y el crecimiento de los modelos de negocio de SaaS (software como servicio) se han visto impulsados por la necesidad de ofrecer recursos de tecnología informática a los empleados obligados a trabajar a distancia. Antes de la crisis, estas temáticas ofrecían a personas y empresas un mayor ahorro, flexibilidad y facilidad de uso, aspectos que han provocado una mayor adopción durante la crisis, reforzando aún más las tendencias seculares.

Los cambios en el comportamiento de los consumidores también han acelerado el ritmo de tendencias a largo plazo como el comercio electrónico y los pagos digitales, ya que las medidas de confinamiento en casa han obligado a muchos a adoptar estos servicios. Estos cambios de comportamiento probablemente se consolidarán después de la pandemia, ahora que las personas se sienten más cómodas utilizando los servicios y se han acostumbrado a la comodidad que ofrecen. Las empresas de pagos podrían verse afectadas por los menores volúmenes debido a la reducción del gasto, el aumento del desempleo y las restricciones de confinamiento. Sin embargo, a medida que la economía se recupere, el paso a los pagos digitales debería seguir aumentando.

Por último, la crisis ha aumentado la importancia de la innovación en el sector salud. La investigación y desarrollo (I+D) en el sector está provocando avances tanto en el tratamiento de pacientes como en la tecnología y los equipos que utilizan los profesionales sanitarios, lo que se traduce en un aumento de la seguridad y productividad. Las empresas sanitarias que están mejorando los tratamientos y los resultados de los pacientes y ofreciendo soluciones médicas más económicas deberían estar bien posicionadas para el éxito cuando salgamos de esta crisis.

Otros sectores podrían verse afectados de forma permanente.

A raíz de la histórica paralización del comercio provocada por las limitaciones de movilidad y reunión de los ciudadanos, algunos sectores han sufrido un impacto económico tremendo. Aunque algunos podrían registrar un retraso en la demanda de productos y servicios, otros podrían sufrir una destrucción de la demanda permanente. Por ejemplo, a pesar de su posicionamiento reciente para beneficiarse de los estímulos seculares a largo plazo, los sectores de los viajes, hoteles, restaurantes y ocio podrían enfrentarse a importantes cambios estructurales a largo plazo como resultado de esta crisis. Ante la gran incertidumbre sobre la evolución del virus y el impacto económico definitivo, las empresas de estos sectores tienen poca seguridad de cuándo podría volver la demanda, si es que vuelve. Muchas se verán obligadas a emitir deuda en mercados públicos o acceder a créditos del gobierno, devolviendo los préstamos con participaciones de capital, lo que frenará aún más sus esfuerzos de recuperación.

Energía es otro sector que se ha visto afectado y que podría verse afectado para siempre. Los mercados ya tenían un exceso de oferta debido a la guerra por la cuota de mercado entre Arabia Saudí y Rusia. La covid-19 no ha hecho sino agravar esa situación al provocar un shock de demanda que ha aumentado aún más las reservas. Los precios del petróleo han caído por debajo de niveles económicamente rentables para muchas compañías del sector de la energía de EE. UU., y las empresas se ven obligadas a abrirse paso en la crisis asumiendo deuda, reduciendo el gasto en bienes de equipo y recortando dividendos, entre otras medidas.

Temáticas emergentes a tener en cuenta

Afortunadamente, algunos sectores han logrado mantenerse estables y, en efecto, algunos han registrado una aceleración de la demanda como consecuencia de la crisis. Las restricciones de la «distancia social» han beneficiado claramente a los minoristas de alimentación, los productores de alimentos y fabricantes de productos de limpieza y cuidado personal. Estas empresas han registrado un aumento de la demanda, pues los consumidores han llenado la despensa preparándose para quedarse en casa durante largo tiempo. Estos sectores deberían seguir viéndose favorecidos durante el tiempo que la gente tenga que quedarse en casa y puede que después, dependiendo de cómo cambien los hábitos de consumo a consecuencia de ello.

Otro subconjunto de empresas que se han beneficiado han sido las que han logrado forjar relaciones directas con el consumidor. Con la limitación de las actividades no esenciales, las empresas con capacidades de interacción remota han tenido una ventaja, en sectores tan diversos como el calzado y los seguros. Estas empresas son dueñas de su propio destino, por así decirlo, al imponer las interacciones con sus clientes. Unas relaciones indirectamente posibles gracias a los proveedores de servicios de software y tecnología, incluidos los consultores, que han trabajado con las empresas para ayudarlas con el proceso de digitalización. Las empresas que han forjado o reforzado vínculos directos con los consumidores durante la crisis, así como los proveedores de servicios de software y tecnología necesarios para ello, podrían estar bien posicionados para beneficiarse de un cambio permanente en el comportamiento del consumidor cuando termine la pandemia.

¿CÓMO AFECTARÁ LA PANDEMIA A ESTAS TEMÁTICAS SECULARES?

La covid-19 ha acelerado y alterado la dinámica de crecimiento de muchas empresas y sectores. He aquí un resumen del posible impacto en algunas temáticas seculares:

 

En proceso de aceleración Emergentes Perjudicados
Innovación tecnológica: informática en nube (cloud) y crecimiento de los modelos empresariales SaaS (software como servicio) Beneficiarios de la «distancia social»: minoristas de alimentación, productores de alimentos y fabricantes de productos de limpieza y cuidado personal La limitación de movimientos ha afectado a los sectores de viajes, hoteles, restaurantes y ocio
Comercio electrónico y pagos digitales, ya que las medidas de confinamiento han obligado a muchos a adoptar nuevas prácticas Interacciones directas con los consumidores: benefician a proveedores de servicios de software y tecnología El desplome de la demanda ha afectado negativamente a las empresas de energía

El valor de la fortaleza de los balances

En general, esperamos que las empresas con balances más sólidos y una abundante liquidez se ajusten mejor al entorno actual. Y al invertir ahora, estas empresas podrían salir reforzadas. Mientras estas empresas evalúan sus niveles de flujo de caja y opciones de liquidez, algunas podrían acogerse a las líneas de crédito disponibles y otras podrían emitir deuda en el mercado investment grade, que se ha mostrado activo y presentaba un coste relativamente bajo hasta la fecha. Su objetivo no es solo garantizar unos balances sólidos para sortear la crisis actual, sino también invertir en marketing y posicionar su negocio para crecer cuando pase la tormenta. Algunas empresas podrían incluso comprar activos de vendedores en dificultades hacerse finalmente con una importante cuota de mercado.

Por lo general, crisis como esta permiten prosperar a las empresas mejor posicionadas a expensas de otras en una situación financiera más débil. Como inversores, ahora es más importante que nunca detectar a las empresas sólidas desde el punto de vista financiero y las que tienen una posición competitiva favorable para beneficiarse de las temáticas seculares a largo plazo.

* Secular: las temáticas y tendencias seculares no son estacionales o cíclicas. Son a largo plazo por naturaleza.

Más perspectivas sobre renta variable

ARTÍCULO ANTERIOR

El sentido de la renta variable en 2020

George Maris, codirector de renta variable, hace un repaso de la volatilidad del mercado de renta variable en 2020 y las posibles opciones de los inversores dado que las perspectivas de la economía mundial siguen siendo inciertas.

ARTÍCULO SIGUIENTE

Sostenibilidad y digitalización: acelerando la transición a un mundo con bajas emisiones de carbono

Hamish Chamberlayne analiza los avances en el ámbito digital y la estrecha vinculación de los mismos con un futuro sostenible.

Este documento recoge las opiniones expresadas por el autor en el momento de su publicación y podrían ser diferentes de las de otras personas/equipos de Janus Henderson Investors. Cualquier instrumento, fondo, sector e índice citados en este artículo no constituyen ni forman parte de ninguna oferta o solicitud para comprar o vender alguno de ellos.

 

Las rentabilidades pasadas no son promesa o garantía de rentabilidades futuras. Todas las cifras de rentabilidad incluyen tanto los aumentos de las rentas como las plusvalías y las pérdidas, pero no refleja las comisiones actuales ni otros gastos del fondo.

 

La información contenida en el presente artículo no constituye una recomendación de inversion.

 

Con fines promocionales.

 

Glosario