Renta variable europea

La revancha del consumidor: la próxima fase de la recuperación en Europa

Renta variable europea

La revancha del consumidor: la próxima fase de la recuperación en Europa

¿Es la demanda de consumo contenida la clave para liberar valor en Europa? En este artículo, John Bennett, director de renta variable europea, comenta algunas de las tendencias fundamentales que podrían sustentar el impulso positivo en la región.

Aspectos destacados

  • A medida que se vislumbra el final de la pandemia, la próxima fase de la recuperación vendrá probablemente liderada por los consumidores, armados con unos ahorros en máximos históricos.
  • La inestabilidad política (incluido el Brexit) y la Covid-19 han dejado a la renta variable europea fuera de las preferencias de los inversores. Una vez que estos escollos empiezan a retirarse, la brecha de valoración entre Europa y EE. UU. parece excesiva.
  • Prevemos que la respuesta fiscal y monetaria sincronizada y sin precedentes adoptada durante la Covid-19 conduzca a un entorno inflacionista donde Europa debiera ser objeto de una mayor asignación.

Aunque en los últimos meses Europa ha vuelto a sufrir restricciones vinculadas a la Covid, se están dando pasos significativos en la vacunación. Tras asistir a una profunda recuperación en forma de «V» en el sector industrial, anticipamos que la próxima «V» estará impulsada por el consumo. El riesgo de posibles mutaciones del virus requiere mantenerse vigilantes, pero creemos que la dirección del viaje —hasta cierta normalidad social y económica— es clara. Lo incierto es solo la rapidez con la que se llegará al destino.

Apostando por la reapertura

A medida que avanzamos hacia este mundo pospandemia, muchos consumidores han acumulado unos ahorros récord debido a las limitadas oportunidades para consumir durante el confinamiento y a las ayudas a los trabajadores durante el cese temporal del empleo. Se ha acuñado el término «gasto por venganza» para expresar el apetito de consumo tras un periodo confinados. EE. UU., Reino Unido e Israel —los tres países donde la vacunación marcha más avanzada— permiten adivinar cómo será este «renacer» del consumo: ropa, cosmética, vacaciones, artículos para el hogar y hostelería aparecen en las listas de cosas que la gente ansía volver a adquirir. Anticipamos que esto tendrá su réplica en Europa a medida que los programas de vacunación converjan.

Prevemos que las finanzas de los consumidores se mantendrán en buen estado: el dato de empleo estadounidense ha sorprendido positivamente y lleva camino de situarse en los niveles previos a la pandemia a final de 2021 si se mantiene el actual ritmo de creación de empleo. Se espera que el crecimiento económico del Reino Unido supere el 6% en 2021, con partidas adicionales de gasto público dirigidas a apoyar el empleo. En la Unión Europea (UE), aparte de las medidas adoptadas por cada país, se han puesto 100.000 millones de EUR de asistencia financiera a disposición de los Estados miembros en forma de préstamos dentro del instrumento SURE1, con el fin de proteger el empleo. La política del Banco Central Europeo ha sido igualmente acomodaticia, con la relajación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento al objeto de ayudar a los gobiernos a sostener sus respectivas economías durante la pandemia, lo que se añade a una batería de medidas propias de cada país y de ámbito regional implementadas en 2020 (gráfico 1):

Gráfico 1. Respaldo fiscal anunciado en 2020

Estímulo fiscal % del PIB de 2019
Fondo para la recuperación de la UE 750.000 mill. € 4,4%
Francia 270.000-300.000 mill. € 11,5%
Alemania 236.000 mill. € 6,9%
Italia 25.000 mill. € 1,4%
Suecia 300.000 mill. SEK 6,1%
España 17.000 mill. € 1,4%
Noruega 100.000 mill. NOK 3,4%

Fuente: Janus Henderson, JPMorgan, a 30 de noviembre de 2020.

La inestabilidad política, incluido el Brexit, y el impacto de la Covid-19, han limitado el atractivo de la renta variable europea para los inversores. Conforme estos escollos se van disipando, la brecha de valoración entre Europa y EE. UU. empieza a parecer injustificada (gráfico 2). Desde una perspectiva fundamental, nos alienta que los beneficios publicados recientemente por un gran número de empresas en Europa hayan batido holgadamente las expectativas de los analistas.

Gráfico 2. Diferencia de valoraciones entre Europa y EE. UU. en niveles extremos

Fuente: Janus Henderson Investors, Refinitiv Datastream, del 1 de febrero de 1983 al 1 de mayo de 2021. La rentabilidad histórica no constituye una garantía de rentabilidad futura. PER de Shiller = ratio precio-beneficio ajustado para tener en cuenta la ciclicidad de los mercados.

Riesgo y remuneración

Los beneficiarios de las tendencias vinculadas al confinamiento, como las empresas de videoconferencias y de comida a domicilio, la tecnología y el software como servicio (SaaS), han sido premiados por el mercado hasta hace poco con unos históricos múltiplos en términos de beneficios futuros, reflejando unas optimistas expectativas en sus cotizaciones. La Covid-19 contribuyó igualmente a prolongar el mejor comportamiento relativo del factor growth en Bolsa desde hace una década, lo cual ha tendido a favorecer al mercado estadounidense, más centrado en la tecnología, frente a Europa. La cruz de la moneda, debido a la naturaleza con frecuencia binaria del mercado, han sido muchos negocios de alta calidad que se han visto penalizados con unos múltiplos sobre beneficios (cotizaciones) que sugieren una situación de liquidación del negocio o disrupción. Con una nutrida representación de sectores de la «vieja economía», como el acero, la agricultura y las manufacturas, que cotizan a valoraciones aparentemente baratas, el mercado europeo también alberga algunos campeones globales.

El perfecto ejemplo de esta dicotomía lo encontramos en el sector de automoción: Tesla, un «disruptor» estadounidense especializado en vehículos eléctricos, cotiza a un precio que anticipa un futuro como dominador global. Por otro lado, en Europa, marcas premium consagradas de automóviles, como Mercedes-Benz y BMW, cotizan como si estuvieran abocadas al fracaso por la inminente transición a los coches eléctricos. Dada esta disparidad tan extrema de valoraciones, un leve cambio en la percepción del mercado puede tener repercusiones significativas en los precios de las acciones.

¿Está finalmente de vuelta la inflación? De ser así, Europa se beneficiará

La renta variable de EE. UU. ha marcado el compás a Europa durante la última década, ayudada por la mayor concentración del mercado estadounidense en acciones growth que se benefician de unos bajos tipos de interés. Creemos que la respuesta fiscal y monetaria sincronizada y sin precedentes frente a la Covid-19 ofrece la mejor oportunidad para el regreso de la inflación desde la crisis financiera global. Si la inflación resulta ser algo más que «transitoria» —como postula la Reserva Federal—, es probable que asistamos a un cambio de régimen de mercado; un cambio que, en nuestra opinión, favorecería ampliamente un reequilibrio hacia el estilo value a costa del growth y, por extensión, hacia Europa a costa de EE. UU.

1Fuente: SURE (del inglés Support to mitigate Unemployment Risks in an Emergency, apoyo temporal para atenuar los riesgos de desempleo en una emergencia)

Este documento recoge las opiniones expresadas por el autor en el momento de su publicación y podrían ser diferentes de las de otras personas/equipos de Janus Henderson Investors. Cualquier instrumento, fondo, sector e índice citados en este artículo no constituyen ni forman parte de ninguna oferta o solicitud para comprar o vender alguno de ellos.

 

Las rentabilidades pasadas no son promesa o garantía de rentabilidades futuras. Todas las cifras de rentabilidad incluyen tanto los aumentos de las rentas como las plusvalías y las pérdidas, pero no refleja las comisiones actuales ni otros gastos del fondo.

 

La información contenida en el presente artículo no constituye una recomendación de inversion.

 

Con fines promocionales.

 

Glosario

 

 

 

Información importante

Le recomendamos que lea la siguiente información acerca de los fondos relacionados con el presente artículo.

El fondo Janus Henderson Fund (en lo sucesivo, el “Fondo”) es una SICAV luxemburguesa constituida el 26 de septiembre de 2000, gestionado por Henderson Management S.A. Henderson Management SA puede decidir dar por finalizados los acuerdos de comercialización de este organismo de inversión colectiva atendiendo a lo dispuesto en la regulación pertinente.
    Specific risks
  • Las acciones pueden perder valor con rapidez y, por lo general, implican un mayor riesgo que los bonos o los instrumentos del mercado monetario. Como resultado, el valor de su inversión puede bajar.
  • Las acciones de sociedades pequeñas o medianas pueden ser más volátiles que las acciones de grandes sociedades, y en ocasiones puede ser difícil valorar o vender acciones en tiempos y precios deseados, lo que aumenta el riesgo de pérdida.
  • Si un Fondo tiene una gran exposición a un país o una región geográfica en concreto, lleva un nivel más alto de riesgo que un fondo que está mucho más diversificado.
  • Este Fondo puede tener una cartera especialmente concentrada en relación con su universo de inversión u otros fondos de su sector. Un evento adverso que afecte incluso a un número reducido de tenencias podría generar una volatilidad o pérdidas significativas para el Fondo.
  • El Fondo podrá utilizar derivados con el fin de reducir el riesgo o gestionar la cartera de forma más eficiente. Sin embargo, esto conlleva otros riesgos, en particular, que la contraparte de un derivado no pueda cumplir sus obligaciones contractuales.
  • Si el Fondo mantiene activos en divisas distintas de la divisa base del Fondo o si usted invierte en una clase de acciones de una divisa diferente a la del Fondo (a menos que esté "cubierto"), el valor de su inversión puede verse afectado por las variaciones de los tipos de cambio.
  • Los valores del Fondo podrían resultar difíciles de valorar o de vender en el momento y al precio deseados, especialmente en condiciones de mercado extremas, cuando los precios de los activos pueden estar bajando, lo que aumenta el riesgo de pérdidas en las inversiones.
  • El Fondo podría perder dinero si una contraparte con la que negocia el Fondo no está dispuesto o no es capaz de cumplir sus obligaciones, o como resultado de un fallo o retraso en los procesos operativos o del fallo de un proveedor externo.
El fondo Janus Henderson Horizon Fund (en lo sucesivo, el “Fondo”) es una SICAV luxemburguesa constituida el 30 de mayo de 1985, gestionado por Henderson Fund Management S.A. Henderson Management SA puede decidir dar por finalizados los acuerdos de comercialización de este organismo de inversión colectiva atendiendo a lo dispuesto en la regulación pertinente.
    Specific risks
  • Las acciones pueden perder valor con rapidez y, por lo general, implican un mayor riesgo que los bonos o los instrumentos del mercado monetario. Como resultado, el valor de su inversión puede bajar.
  • Si un Fondo tiene una gran exposición a un país o una región geográfica en concreto, lleva un nivel más alto de riesgo que un fondo que está mucho más diversificado.
  • El Fondo podrá utilizar derivados con el fin de alcanzar su objetivo de inversión. Esto puede resultar en un "apalancamiento", que puede magnificar el resultado de una inversión y las ganancias o pérdidas para el Fondo pueden ser mayores que el coste del derivado. Los derivados también conllevan otros riesgos, en particular, que la contraparte de un derivado no pueda cumplir con sus obligaciones contractuales.
  • Si el Fondo mantiene activos en divisas distintas de la divisa base del Fondo o si usted invierte en una clase de acciones de una divisa diferente a la del Fondo (a menos que esté "cubierto"), el valor de su inversión puede verse afectado por las variaciones de los tipos de cambio.
  • Los valores del Fondo podrían resultar difíciles de valorar o de vender en el momento y al precio deseados, especialmente en condiciones de mercado extremas, cuando los precios de los activos pueden estar bajando, lo que aumenta el riesgo de pérdidas en las inversiones.
  • El Fondo implica un alto nivel de actividad de compra y venta y, como tal, incurrirá en un mayor nivel de costes de transacción que un fondo que opera con menor frecuencia. Estos costes de transacción son adicionales a los gastos corrientes del Fondo.
  • El Fondo podría perder dinero si una contraparte con la que negocia el Fondo no está dispuesto o no es capaz de cumplir sus obligaciones, o como resultado de un fallo o retraso en los procesos operativos o del fallo de un proveedor externo.
El fondo Janus Henderson Fund (en lo sucesivo, el “Fondo”) es una SICAV luxemburguesa constituida el 26 de septiembre de 2000, gestionado por Henderson Management S.A. Henderson Management SA puede decidir dar por finalizados los acuerdos de comercialización de este organismo de inversión colectiva atendiendo a lo dispuesto en la regulación pertinente.
    Specific risks
  • Las acciones pueden perder valor con rapidez y, por lo general, implican un mayor riesgo que los bonos o los instrumentos del mercado monetario. Como resultado, el valor de su inversión puede bajar.
  • Las acciones de sociedades pequeñas o medianas pueden ser más volátiles que las acciones de grandes sociedades, y en ocasiones puede ser difícil valorar o vender acciones en tiempos y precios deseados, lo que aumenta el riesgo de pérdida.
  • Si un Fondo tiene una gran exposición a un país o una región geográfica en concreto, lleva un nivel más alto de riesgo que un fondo que está mucho más diversificado.
  • El Fondo podrá utilizar derivados con el fin de reducir el riesgo o gestionar la cartera de forma más eficiente. Sin embargo, esto conlleva otros riesgos, en particular, que la contraparte de un derivado no pueda cumplir sus obligaciones contractuales.
  • Si el Fondo mantiene activos en divisas distintas de la divisa base del Fondo o si usted invierte en una clase de acciones de una divisa diferente a la del Fondo (a menos que esté "cubierto"), el valor de su inversión puede verse afectado por las variaciones de los tipos de cambio.
  • Los valores del Fondo podrían resultar difíciles de valorar o de vender en el momento y al precio deseados, especialmente en condiciones de mercado extremas, cuando los precios de los activos pueden estar bajando, lo que aumenta el riesgo de pérdidas en las inversiones.
  • El Fondo podría perder dinero si una contraparte con la que negocia el Fondo no está dispuesto o no es capaz de cumplir sus obligaciones, o como resultado de un fallo o retraso en los procesos operativos o del fallo de un proveedor externo.