John Bennett, Director de Renta variable europea, expone su punto de vista sobre las perspectivas para la renta variable europea en 2021.

Aspectos destacados:

  • En las últimas semanas, los mercados han dado un giro del growth al value, gracias en parte a la respuesta monetaria y fiscal a la pandemia de coronavirus.
  • Para consolidar un giro más permanente al value, podría hacer falta un repunte a largo plazo de las expectativas de inflación.
  • Esto podría suponer una gran oportunidad para la clase de activos de la renta variable europea, en la que el value tiene un mayor peso que en la renta variable estadounidense.

En cierto modo, creo que la mayor oportunidad en 2021 estará en la clase de activos de la renta variable europea. Como gestor de carteras de renta variable europea, mi trabajo consiste en operar en Europa y elegir las acciones de esta región lo mejor que pueda. Sin embargo, antes incluso de pasar a la fase de la selección de valores, cabe apuntar que hay una gran oportunidad para la propia clase de activos en 2021. ¿Y cuál es esa oportunidad? La perspectiva de que esta clase de activos se comporte mejor.

¿Cómo podría beneficiar el value europeo a la clase de activos en 2021?

Ha sido una perspectiva muy poco probable desde hace tiempo, dado que el value tiene un peso mucho mayor en Europa y el growth ha registrado un comportamiento tan formidable en la última década, especialmente en EE. UU., con los índices Nasdaq, S&P 500 y Dow Jones. Sin embargo, creo que la respuesta monetaria, fiscal y geopolítica a la pandemia de coronavirus supondrá un punto de inflexión para esta dinámica. Ya hemos visto un cambio de tendencia en mercados, con la vuelta del value a primer plano tras casi una década, y no creo que se quede ahí. En mi opinión, se dan los factores para las acciones europeas y puede que también las japonesas se comporten mejor. Es podría ser una gran oportunidad para la clase de activos.

Las bajas expectativas de inflación supondrían una amenaza

El mayor riesgo que veo para esta tesis es algún hecho que pueda frustrar una recuperación de las acciones value. En mi opinión, el mayor peligro sería una continua dinámica deflacionaria o desinflacionista. Para que el rally del value perdure, creemos firmemente que también debe haber un cambio macroeconómico: un repunte de las expectativas de inflación. Un continuo entorno deflacionista sería un obstáculo para las acciones value y la renta variable europea no tendría muchas posibilidades de superar al líder de la última década: las acciones estadounidenses. El riesgo es que este punto de inflexión del growth al value no se mantenga, debido a que las expectativas de inflación no aumenten. Sin embargo, no creo que esto suceda.

Para mí, el mayor interrogante para 2021 es si el value superará al growth de forma duradera. La respuesta depende del aumento de las expectativas de inflación. Por tanto, creo que la principal clave para la renta variable europea en 2021 serán las expectativas de inflación y, por extensión, la curva de tipos de la renta fija. Las acciones value no se beneficiarían de una mayor caída de los bonos federales alemanes y creo que, dado el contexto macroeconómico, la curva de tipos: podría normalizarse y pronunciarse ligeramente, aunque puede que no mucho.

Evidencia de un repunte económico

Además de esto, creo que probablemente veremos una fuerte recuperación económica tras un periodo de actividad económica deprimida debido a las medidas adoptadas para evitar la propagación de la covid-19. En efecto, la actividad industrial ya ha dado muestras de un repunte económico y, dado el aumento de las tasas de ahorro de los consumidores que estamos viendo prácticamente en todos los países, solo es cuestión de tiempo para que este repunte se refleje también en el consumo. Muchas personas se mueren de ganas por salir, viajar y pasarlo bien y, cuando esto suceda, probablemente habrá un auge económico. Si dicho auge viene acompañado de inflación, aunque solo sea un pequeño aumento de las expectativas de inflación, supondrá un punto de inflexión en cuanto al tipo de acciones en que los inversores querrán invertir y, si no me equivoco, desearán invertir en value.

Glosario de términos

Acciones value: acciones de empresas que cotizan a un precio inferior al de sus indicadores fundamentales y, por tanto, que el mercado considera infravaloradas.

Acciones growth: acciones de empresas que los inversores prevén que crecerán a un ritmo muy por encima del crecimiento medio del mercado.

Política monetaria: política aplicada por los bancos centrales para influir en el nivel de inflación y crecimiento de una economía. Incluye el control de los tipos de interés y la oferta monetaria.

Política fiscal: política de un gobierno relacionada con la fijación de los tipos impositivos y los niveles de gastos.

Deflación/desinflación: disminución del precio de los bienes y servicios en la economía, lo que indica normalmente un debilitamiento económico. Lo contrario que la inflación. La desinflación es un descenso de las tasas de inflación.

Expectativas de inflación: expectativas de la futura evolución de la inflación.

Curva de tipos: gráfico que traza las rentabilidades de bonos de una calidad similar con respecto a sus vencimientos. En una curva de tipos con una pendiente normal/ascendente, los bonos con vencimientos más largos tienen mayores rentabilidades que los bonos a corto plazo. Una curva de tipos puede indicar las expectativas del mercado sobre el rumbo económico de un país.