Jamie Ross, Gestor de carteras de renta variable, sostiene que un enfoque equilibrado y disciplinado será clave para esta clase de activos en 2021.

Aspectos destacados:

  • Seguir fielmente un proceso de inversión sólido y reproducible es clave para superar la volatilidad de los mercados y nosotros vamos a mantener un enfoque disciplinado en 2021.
  • Al iniciar 2021, creemos que es importante tener un posicionamiento equilibrado, ya que este ofrece flexibilidad para pasarse a empresas defensivas o cíclicas, dependiendo de la rapidez con que se normaliza la situación.
  • La «virtualización de la vida» y la sostenibilidad son temáticas de inversión clave que creemos se han acelerado por la crisis de la covid-19.

2020 fue un año especialmente volátil, en el que se puso a prueba nuestro enfoque de inversión. Creemos firmemente en la importancia de contar con un proceso de inversión sólido y reproducible, que imponga disciplina y decisiones calmadas. Aplicando estrictamente nuestro proceso de inversión basado en un sistema de puntuación, durante el año hicimos dos cambios principales en nuestro posicionamiento. En primer lugar, aprovechamos los bajos niveles de las valoraciones realizando tres nuevos inversiones en los peores momentos de la crisis y, en segundo lugar, a finales de año, movimos la cartera para beneficiarnos de la reapertura de la economía. Este año, ha aumentado nuestra confianza en nuestro proceso de inversión y vamos a mantener nuestro enfoque disciplinado.

Posicionamiento de cara a una vuelta a la «normalidad»

Vemos dos aspectos especialmente importantes de cara a 2021.

En primer lugar, tras un año 2020 marcado por los graves problemas ocasionados por la covid-19, 2021 debería ser el año en que el mundo empieza a volver a la normalidad. Esto implica que las inversiones que funcionaron bien 2020 podrían no ser las mejores en 2021. Hay que decidir si se mantiene la inversión en empresas defensivas ―cuyos beneficios se mantienen relativamente estables durante las crisis económicas― o si se invierte en aquellas que se beneficiarán de la reapertura de la economía global.

Antes de la vacuna de Pfizer y en los días posteriores, decidimos adoptar un mayor equilibrio den la cartera, posicionamiento con el que iniciaremos 2021. Hemos encontrado oportunidades de inversión atractivas en varias empresas más cíclicas, cuyas rentabilidades (retorno del capital invertido o retorno del capital tangible, en el caso de los bancos) deberían mejorar considerablemente según nuestros modelos, a medida que la vida vuelva a la «normalidad». Por ejemplo, empresas de componentes de automóviles y tractores, aerolíneas y bancos.

En segundo lugar, y relacionado con el primer punto, la covid-19 tendrá un impacto duradero en diversas empresas. En muchos casos, la pandemia ha servido para acelerar un cambio estructural que ya estaba afianzándose. Aunque parezca algo contradictorio con el primer punto, el impacto a largo plazo podría ser que las empresas consideradas «beneficiarias de la covid-19» salgan de esta crisis como las mejores posicionadas.

Al tratar de posicionar nuestras carteras de cara a una recuperación cíclica en 2021, es importante no perder de vista los cambios estructurales en marcha.

La aceleración de la virtualización

Y ahora explicaré lo que he mencionado sobre el cambio estructural.

La «virtualización de la vida» es una temática clave para varias de nuestras inversiones. Tras la crisis, los consumidores estarán mucho más dispuestos a operar, participar en reuniones, socializar y recibir atención médica a través de Internet. Esto ya existía antes de la crisis, pero su velocidad de adopción se ha celerado. Negocios como empresas de reparto de comida a domicilio, farmacias en Internet, compañías de torres de telecomunicaciones o de juegos podrían ser algunas de beneficiarias del cambio estructural acelerado por la covid-19.

También creemos que la sostenibilidad será una temática clave. Pensamos que la crisis nos hará centrarnos más en el mundo que nos rodea y en los desafíos a los que se enfrenta nuestra sociedad. La sostenibilidad es otra temática que ya estaba cobrando importancia antes de la crisis, pero tras esta será más importante que nunca. Más que para varios años, creemos que se trata de una temática para varias décadas.

Atentos al growth versus value en 2021

Durante muchos años, el factor de estilo growth se ha comportado mejor que el value. Esto se ha debido a los bajos tipos de interés y baja inflación. En los últimos meses, el value ha empezado a superar al growth, ante la esperanza sobre los efectos económicos de la reapertura de la economía global. Por tanto, el growth versus value es otro factor clave para tener en cuenta en 2021, ya que nos dirá todo lo necesario sobre si la recuperación económica gana o pierde ritmo. La renta variable debería actuar como indicador de cambio futuro.

Glosario de términos

Acciones cíclicas: empresas que venden artículos de consumo discrecional como coches o sectores muy sensibles a cambios en la economía, como compañías mineras. Comparados con los de las empresas no cíclicas, los precios de las acciones y los bonos emitidos por empresas cíclicas tienden a verse afectados por los altibajos de la economía en general.

Acciones growth: acciones de empresas que los inversores prevén que crecerán a un ritmo muy por encima del crecimiento medio del mercado.

Acciones value: acciones de empresas que el mercado y/o los inversores consideran infravaloradas.