Renta variable especializada

La innovación sanitaria se acelera

Renta variable especializada

La innovación sanitaria se acelera

Andy Acker, gestor del fondo Global Life Sciences, analiza la cantidad de avances médicos sin precedentes que se están produciendo en el sector salud y lo que esto significa.

Aspectos destacados

  • Las compañías biofarmacéuticas desarrollaron vacunas contra la covid-19 en un tiempo récord. Pero ahora que se vislumbra el fin de la pandemia, creemos que los logros en materia de salud no han hecho más que empezar.
  • Un conocimiento cada vez mejor de la biología de las enfermedades, la analítica avanzada y el gasto en bienes de equipo están provocando un aumento de aprobaciones de nuevos medicamentos y elevando los ingresos.
  • Este impulso podría acelerarse, a medida que el sector se enfoque cada vez más en necesidades médicas desatendidas como el cáncer, las enfermedades autoinmunes y la diabetes, y atraiga capital inversor.
  • Durante gran parte del año pasado, los esfuerzos de las compañías biofarmacéuticas para contener la pandemia de covid-19 dominaron las noticias del sector salud. La respuesta de este sector ―con el desarrollo de vacunas y tratamientos para el nuevo coronavirus en menos de un año― entrará en el libro de los récords.

Durante gran parte del año pasado, los esfuerzos de las compañías biofarmacéuticas para contener la pandemia de covid-19 dominaron las noticias del sector salud. La respuesta de este sector ―con el desarrollo de vacunas y tratamientos para el nuevo coronavirus en menos de un año― entrará en el libro de los récords.

Pero ahora que se vislumbra el final de la pandemia, creemos que los logros no han hecho más que empezar. El año pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) aprobó 52 nuevos medicamentos, sin contar los relacionados con la covid-19. Una cifra no muy alejada del récord de 59 en 2018 y ello a pesar de las medidas de confinamiento que mantuvieron los laboratorios cerrados y ralentizaron las inspecciones de los centros de producción de medicamentos1. Al mismo tiempo, algunas de las primeras vacunas contra la covid-19 que recibieron la autorización de uso de emergencia están basadas en modalidades avanzadas de medicamentos que anteriormente no habían pasado del laboratorio de investigación.

Gráfico 1. Autorizaciones de nuevos medicamentos de la FDA


Fuente: Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA), datos a 31 de diciembre de 2020.

En resumen, aunque la pandemia covid-19 provocó la paralización de algunos sectores de la economía global, la innovación en materia de salud se aceleró. De cara al futuro, creemos que este impulso ―cimentado en la aceleración de la innovación y respaldado por los mercados financieros― podría alentar el crecimiento del sector en los próximos años.

La innovación sanitaria pisa el acelerador

En 2020, los tipos de interés sumamente bajos y la investigación relacionada con la covid-19 alentaron el entusiasmo de los inversores por la salud, lo que permitió al sector recaudar niveles récord de capital. El año pasado se invirtió un total de 51.000 millones de dólares de capital riesgo en el sector salud.2 Concretamente en la biotecnología, 84 empresas se lanzaron a bolsa, lo que supone un aumento del 65% con respecto a 2019. Estas compañías recaudaron más de 15.000 millones de dólares ―aproximadamente el triple que el año anterior― y sus acciones subieron una media de un 89% en lo que va de año.3 Las salidas a bolsa han continuado a buen ritmo en lo que llevamos de 2021 y se espera que este auge de la financiación estimule aún más la innovación: el 64% de los consejeros delegados de las compañías biotecnológicas afirman que prevén incrementar el gasto en investigación y desarrollo (I+D) en 2021.4

Incluso las compañías farmacéuticas de gran capitalización han aumentado sus inversiones en nuevas terapias. Con una abundante liquidez, aunque haciendo frente al vencimiento de patentes, las grandes farmacéuticas han comprado innovación rápidamente mediante la adquisición de pequeñas y medianas empresas biotecnológicas, como se pone de manifiesto en el gráfico 2. Por ejemplo, en diciembre, AstraZeneca anunció que gastaría 39.000 millones de dólares estadounidenses en la compra de Alexion Pharmaceuticals, una compañía biotecnológica veterana que ayudará a AstraZeneca a expandirse en el tratamiento de las enfermedades raras.

Gráfico 2. Auge de operaciones: fusiones y adquisiciones de compañías biotecnológicas

Fuente: Bloomberg, datos correspondientes a acuerdos anunciados o completados del 1 de enero de 2016 al 11 de marzo de 2021.

Estudios muestran también una mejora de la productividad del I+D en el sector farmacéutico. Durante la investigación preclínica, las compañías validan cada vez más los objetivos de medicamentos desde una perspectiva genética y emplean biomarcadores para identificar a los grupos de pacientes adecuados, lo que ha ayudado a reducir las tasas de abandono de los estudios de fase avanzada. Las compañías farmacéuticas se centran cada vez más en enfermedades raras identificadas genéticamente y utilizan nuevos mecanismos de acción y nuevas modalidades de tratamientos, lo que aumenta las probabilidades de aprobación de los medicamentos.5

Pongamos el caso de la atrofia muscular espinal (AME). La AME es una enfermedad neuromuscular hereditaria que afecta a la capacidad del menor para sentarse, caminar y respirar, lo que a menudo provoca la muerte en los dos primeros años de vida. A finales de 2016, la FDA aprobó la primera terapia contra la AME, Spinraza, un medicamento antisentido que ayuda al organismo a producir una proteína fundamental para el funcionamiento de las neuronas motoras de la que carecen los pacientes de AME. Más tarde, en 2019, los reguladores aprobaron una terapia genética para la AME, Zolgensma, y en 2020, un medicamento de molécula pequeña por vía oral. De este modo, en solo unos años, una enfermedad genética para la que anteriormente no existía tratamiento ahora cuenta con tres nuevos medicamentos, cada uno con un modo de acción diferente.

Avances e innovaciones

Se están produciendo avances en una multitud de enfermedades, siendo el cribado del cáncer una de las más interesantes. La detección precoz del cáncer puede mejorar sustancialmente las tasas de supervivencia de los pacientes. Los ensayos clínicos basados en la sangre pretenden buscar fragmentos de ADN y ARN que liberan los tumores en el torrente sanguíneo, incluso antes de que se presenten los síntomas del cáncer. Los datos preliminares han sido alentadores, hasta el punto de que en 2020 se anunciaron dos adquisiciones multimillonarias de empresas a la vanguardia de esta ciencia.

El año pasado también hubo otros avances médicos. Por ejemplo, tras décadas de investigación, los científicos parecen haber conseguido por fin atacar una mutación que provoca cáncer denominada KRASG12C, habitual en los cánceres de pulmón, colorrectal y de páncreas. La mutación ha sido sumamente difícil de abordar, pero recientemente una nueva serie de medicamentos oncológicos de precisión ha aportado datos positivos de ensayos de última fase, con repercusiones importantes. El cáncer de pulmón, por ejemplo, es uno de los tipos de cáncer más comunes: más de 228.000 estadounidenses son diagnosticados cada año Para los cánceres en fases avanzadas, las tasas de supervivencia siguen siendo muy bajas con las terapias actuales.6

También hubo noticias positivas por lo que respecta a las enfermedades autoinmunes.  La miastenia grave es un trastorno en el que una acumulación de ciertos anticuerpos provoca ataques a los nervios y músculos. En 2020, un medicamento candidato se demostró eficaz contra el receptor Fc neonatal responsable de regular dichos anticuerpos. Si los estudios de fase avanzada lo confirman, este fármaco podría allanar el terreno para una amplia clase de nuevas terapias prometedoras para muchas enfermedades autoinmunes.

Por último, seguimos viendo avances importantes y alentadores en las terapias celulares y genéticas. A principios de 2020, la FDA había recibido más de 900 solicitudes de nuevos medicamentos en investigación para terapias genéticas en estudios clínicos.7 Actualmente se están desarrollando terapias celulares de próxima generación que permitirán a los investigadores producir a gran escala células inmunes que combatan el cáncer, reduciendo el coste y el tiempo necesarios para administrar estos medicamentos altamente eficientes.

La innovación produce un crecimiento de las ventas

El auge de la innovación está teniendo un enorme impacto en los ingresos de las biofarmacéuticas. El año pasado, las ventas de medicamentos biotecnológicos superventas rondaron los 300.000 millones de dólares, unas 50 veces la cantidad de hace dos décadas, según vemos en el gráfico 3. El aumento de la demanda global de salud está impulsando el crecimiento. Al mismo tiempo, ahora hay más medicamentos para pacientes con grandes necesidades médicas no atendidas. Tepezza, por ejemplo, fue autorizada por la FDA en enero de 2020 como primer tratamiento contra la enfermedad ocular tiroidea, trastorno que provoca la inflamación de los músculos oculares y el tejido graso de detrás del ojo. Con la posibilidad de evitar a los pacientes la necesidad de someterse a varias cirugías invasivas, el medicamento fue adoptado rápidamente. El año pasado, las ventas alcanzaron los 820 millones de dólares, multiplicando con creces las expectativas de 27 millones de dólares, en el que ha sido uno de los mejores lanzamientos de fármacos contra enfermedades raras de la historia.8 Y lo que es aún más destacable, este enorme crecimiento se produjo durante la pandemia, cuando la atención médica habitual a menudo era limitada o aplazada.

Gráfico 3. Ventas de medicamentos superventas (miles mill. USD)

Fuente: Janus Henderson, ISI Research. Datos a 31 de diciembre de 2020. Medicamento superventas = > 1.000 mill. USD en ventas.

Otros lanzamientos se han visto afectados por la covid-19, lo que podría hacer que estos productos se recuperen en 2021. Por ejemplo, MiSight, una lente de contacto blanda aprobada por la FDA en noviembre de 2019, ralentiza el avance de la miopía en niños de 8 a 12 años. Sin embargo, durante la pandemia, las visitas a optometristas se redujeron considerablemente, lo que provocó unas ventas decepcionantes. Actualmente, alrededor del 15 % de los médicos clínicos de EE. UU. han recibido formación sobre MiSight, gracias a la adopción de programas de formación a distancia. Cuando se reanuden las visitas a las consultas, la demanda podría aumentar: Alrededor del 30% de la población mundial sufre miopía, porcentaje que se espera que aumente al 50% de aquí a 2050.9

Próximo capítulo: el Internet de la salud

Como pone de manifiesto el caso de MiSight, la innovación está teniendo lugar en todo el sector salud. En dispositivos médicos, estamos asistiendo a una convergencia sin precedentes de avances científicos y tecnológicos que podrían cambiar totalmente la vida de los pacientes. A finales de 2019, el gigante farmacéutico Eli Lilly anunció su colaboración con Dexcom, un fabricante de medidores continuos de glucosa. Estos dispositivos son pequeños sensores que llevan los diabéticos y que miden continuamente los niveles de azúcar en sangre. Conectado a una bomba de insulina, el medidor continuo de glucosa puede administrar automáticamente la insulina a los pacientes cuando es necesario (sin necesidad de pincharse el dedo). También envía datos a un dispositivo inalámbrico, como un smartphone. La colaboración entre Eli Lilly y Dexcom pretende acumular esos datos y, con la ayuda del aprendizaje automático, descubrir patrones en miles de pacientes que podrían mejorar los planes de tratamiento para los diabéticos.

Esperamos que este tipo de salud «conectada» cobre impulso, especialmente después de la covid-19. La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de gestionar las comorbilidades, así como la necesidad de opciones de atención a distancia. En EE. UU., alrededor de 4 millones de personas han sido diagnosticadas de diabetes de tipo 1 o diabetes intensiva de tipo 2, y solo un 40% de las primeras y un 15% de las segundas utilizan medidores continuos de glucosa. Como vemos en el gráfico 4, otros 30 millones de personas tienen diabetes de tipo 2 no intensiva, de las cuales aproximadamente el 1% utiliza un medidor continuo de glucosa. A medida que los profesionales sanitarios vayan comprendiendo los posibles beneficios a largo plazo de esta tecnología, creemos que los índices de reembolso mejorarán y su uso podría dispararse.

Gráfico 4. Margen para crecer

Los medidores continuos de glucosa apenas han logrado una penetración de un pequeño porcentaje del importante mercado de la diabetes, lo que supone una oportunidad para el crecimiento de las ventas.

Fuente: Dexcom. Los datos muestran el número total de diabéticos por región geográfica y tipo a 31 de diciembre de 2020, a no ser que se indique algo distinto.

Equilibrar riesgo y oportunidad

El entusiasmo por el lanzamiento de las vacunas contra la covid-19 y los avances médicos han disparado las acciones de algunas empresas del sector salud, especialmente las de biotecnología de pequeña capitalización en fase preclínica o inicial. Creemos que la prudencia está justificada en muchos casos en los que la ciencia aún no está demostrada y los ingresos son inexistentes. Según estudios del sector, el 90% de los medicamentos candidatos no pasan de los ensayos clínicos. Además, según nuestra experiencia, los analistas de Wall Street tienden a infravalorar o sobrevalorar el potencial comercial de un nuevo medicamento el 90% de las veces. Ante esto, creemos que los inversores deben actuar de forma selectiva, equilibrando la valoración con los riesgos de caídas.

Sin embargo, también vemos un conjunto de oportunidades florecientes. Con respecto al mercado de renta variable en general, el sector salud cotiza con un descuento, con una ratio precio-beneficio de 16,3 frente a 22,9 en el caso del índice S&P 500®10. Las acciones de compañías biotecnológicas rentables son aún más baratas, con una ratio precio-beneficio futuro medio de 11,1.11 Además, en 2020, se añadieron cien empresas al índice Nasdaq Biotechnology, que requiere una capitalización bursátil mínima de las empresas de 200 millones de dólares. En resumen, el sector está creciendo rápidamente y, en nuestra opinión, podría tener mucho margen de crecimiento en los próximos meses.

1 Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA), datos a 31 de diciembre de 2020.

2 Health Care Investments and Exits, Informe anual 2021, Silicon Valley Bank.

3 Jefferies, a 5 de enero de 2021.

4 The Biotech IPO Boom, Informe de invierno de 2021 de BDO Biotech, febrero de 2021.

5 The endless frontier? The recent increase of R&D productivity in pharmaceuticals, The Journal of Translational Medicine, 2020.

6 Cancer.net, mayo de 2020.

7 Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA), a 28 de enero de 2020. https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/fda-continues-strong-support-innovation-development-gene-therapy-products

8 Janus Henderson, informes de empresas. Datos a 31 de diciembre de 2020.

9 Janus Henderson, informes de empresas. Datos a 31 de diciembre de 2020.

10 Bloomberg, datos basados en los beneficios estimados de los próximos 12 meses del S&P 500 Health Care Sector y del índice S&P 500 a 15 de marzo de 2021. El índice S&P 500 Health Care Sector comprende las empresas incluidas en el índice S&P 500 clasificadas como pertenecientes al sector salud de GICS®.

11 Bloomberg, datos correspondientes a los valores biotecnológicos clasificados por GICS a 15 de marzo de 2021.

Más información sobre estos temas

Este documento recoge las opiniones expresadas por el autor en el momento de su publicación y podrían ser diferentes de las de otras personas/equipos de Janus Henderson Investors. Cualquier instrumento, fondo, sector e índice citados en este artículo no constituyen ni forman parte de ninguna oferta o solicitud para comprar o vender alguno de ellos.

 

Las rentabilidades pasadas no son promesa o garantía de rentabilidades futuras. Todas las cifras de rentabilidad incluyen tanto los aumentos de las rentas como las plusvalías y las pérdidas, pero no refleja las comisiones actuales ni otros gastos del fondo.

 

La información contenida en el presente artículo no constituye una recomendación de inversion.

 

Con fines promocionales.

 

Glosario