Doug Rao, Gestor de carteras, explica la dinámica actual de las acciones growth de gran capitalización y valora las expectativas a partir de ahora.

Aspectos destacados

  • Las empresas de crecimiento de gran capitalización ―unos cuantos valores tecnológicos, para ser exactos― se han beneficiado de la digitalización acelerada de este año impulsada por la pandemia de covid-19.
  • A medida que vayamos llegando a la inmunidad de rebaño y la reapertura total de la economía, las empresas con modelos de negocio aventajados de sectores que se han visto gravemente afectados, como los viajes de ocio, podrían volver a crecer.
  • Aunque las presiones sistémicas apuntan a un crecimiento económico futuro modesto a escala global, creemos que el crecimiento de las empresas impulsado por la innovación, junto con un entorno alentador en general para la renta variable, se mantendrán intactos.

Este año ha supuesto la consolidación de la digitalización como principal motor de crecimiento económico, ya que la economía digital ha seguido creciendo, mientras que la economía física se ha estancado por la pandemia. A medida que vayamos llegando a la inmunidad de rebaño, vemos potencial de recuperación de las empresas con características más cíclicas; sin embargo, creemos que la innovación seguirá siendo el principal motor de crecimiento sostenible en el futuro.

Empresas de gran capitalización en el entorno de la pandemia

Dado que los consumidores han optado por (o se han visto obligados a) desconectarse de la economía física, han aumentado cada vez más su consumo a través de medios y experiencias digitales. El cierre generalizado de los lugares físicos obligó a las empresas y los gobiernos a encontrar conexiones digitales con sus consumidores y empleados, lo que ha provocado una aceleración del ciclo de inversión en infraestructuras digitales. Casualmente, las grandes compañías tecnológicas que dominan la economía estadounidense son los principales proveedores de comercio electrónico, informática en la nube (cloud), hardware y soluciones de software que se han vuelto indispensables durante la pandemia. De igual modo, algunas compañías de gran capitalización no digitales, como algunos grandes minoristas se consideraron «esenciales» y se les permitió operar durante los confinamientos. Así, en el contexto de la pandemia, muchas de las mayores empresas de la economía pudieron consolidar sus posiciones de liderazgo, incrementar sus ingresos y seguir invirtiendo en sus negocios. En consecuencia, por ahora han sido los líderes del mercado durante la recuperación.

Oportunidades conforme llegamos a la inmunidad de rebaño

Como hemos visto este año con los líderes del mercado, hay valores que se han beneficiado directamente del entorno de la covid-19. También hay otros que tienen unos modelos de negocio sumamente ventajosos, pero se han visto muy afectados por la pandemia. A medida que vayamos llegando a la inmunidad de rebaño y la reapertura total de la economía, y ante la subida de los claros beneficiarios de la covid-19, esperamos que algunos de estos sectores más afectados se recuperen. Por ejemplo, la demanda de viajes se ha visto gravemente afectada a corto plazo. Aunque algunos viajes de negocios podrían no volver, confiamos en el deseo innato de la gente de viajar por placer. Tras el bache actual, vemos una fuerte demanda contenida y un largo periodo de crecimiento para ciertas empresas del sector de los viajes de ocio. Hay empresas con estructuras de costes variables que han logrado reducir los gastos para ajustarse al descenso de la demanda. Aunque han perdido flujo de caja a corto plazo, no han deteriorado para siempre su capital al diluir a los accionistas con capital adicional. Estas empresas han estado dispuestas a invertir en sus propios negocios durante la crisis y creemos que pueden seguir creciendo cuando la economía mundial se recupere.

Perspectivas de crecimiento

Esperamos que la economía vuelva a crecer con fuerza en 2021, tras las dificultades de la pandemia en 2020 y la guerra comercial entre EE. UU. y China en 2019. Aunque de momento el liderazgo ha sido reducido ―limitado en su mayoría a la economía digital―, prevemos una recuperación más amplia a medida que se administren las vacunas y los consumidores puedan volver a participar en la economía física. Los sólidos balances de los consumidores, alentados por un fuerte mercado de la vivida y una rápida recuperación del mercado, pueden animar la demanda contenida en sectores duramente afectados como el turismo, el ocio y la restauración. Sin embargo, a largo plazo, el crecimiento general del PIB, que ha estado aletargado escala global durante la última década, probablemente siga siendo modesto. Las presiones sistémicas del envejecimiento de la población y los factores deflacionistas de la desintermediación tecnológica y la transparencia de precios que ha traído consigo Internet probablemente limitarán el crecimiento total. Sin embargo, aunque la mayoría de las empresas pueden esperar crecer a aproximadamente el mismo ritmo que el PIB, creemos que la innovación puede seguir alentando el exceso de crecimiento, como ha hecho para muchas de las empresas de mayor crecimiento en EE. UU.

En nuestra opinión, las acciones siguen siendo atractivas, ya que los niveles de estímulo fiscal y monetario sin precedentes y el entorno de tipos de interés en mínimos históricos han seguido respaldando las valoraciones de las empresas. A medida que la economía se normalice, creemos que la tendencia de crecimiento impulsado por la innovación va a continuar y, por tanto, que será fundamental identificar a las empresas más innovadoras del mundo.