¿Qué nos tiene reservado la renta variable inmobiliaria de Asia-Pacífico en 2017?

08/12/2016

Descargar

​¿Qué lecciones ha aprendido de 2016?

 
De momento, 2016 está resultando un año muy azaroso ya que los mercados se ven influidos por los acontecimientos políticos y las decisiones de los bancos centrales, pero también por las oscilaciones volátiles de las divisas, los disturbios geopolíticos y el auge del populismo. Dadas las situaciones políticas y económicas impredecibles que se desatan en todo el planeta, hemos observado que el riesgo/remuneración asociado a la adquisición de grandes posiciones de países es cuestionable. Aunque nuestro estilo de inversión, que consiste en concentrarse en el largo plazo y apostar por la calidad, no ha funcionado tan bien este año, nos mantenemos fieles a la selección de valores basada en el análisis fundamental al invertir en nombres de calidad que, a nuestro juicio, presentan precios erróneos.

¿Cuáles son los temas principales más susceptibles de determinar la evolución de los mercados en los que invierte en 2017?
 
En los últimos años hemos visto cómo los bancos centrales del mundo se embarcaban en programas radicales de flexibilización monetaria, mientras establecían en su mayoría unos tipos próximos a cero o negativos, sin que se hayan materializado aún los beneficios económicos que tanto se esperaban. El crecimiento económico mundial sigue siendo discreto pese a estas medidas contundentes, y cada episodio de recorte de tipos ha ido menguando su efecto en los mercados. Dado que la flexibilización monetaria está alcanzando sus límites, existe ahora un mayor interés por las políticas fiscales más laxas, aunque el éxito de estas medidas tampoco se ha determinado todavía. Sin embargo, lo cierto es que la eventual retirada progresiva de la política monetaria expansiva vigente desde hace años forzará a los mercados a entrar en un periodo agitado de normalización, lo cual podría ocurrir en 2017.

¿Cuáles son sus posiciones de mayor convicción de cara al nuevo año?
 
Creemos que los fondos de inversión inmobiliaria (REITS) australianos y las promotoras japonesas cosecharán buenos resultados en 2017. La competencia por adquirir activos físicos de calidad en Australia sigue siendo intensa, dado que los países soberanos internacionales, las entidades de capital riesgo y los fondos directos invierten activamente en bienes inmuebles australianos. Esta tendencia continúa brindando rendimientos atractivos en relación con otras regiones. En Japón, los fundamentales que presenta el mercado de oficinas de Tokio siguen siendo anémicos. No obstante, después de tres años de rendimientos inferiores, las valoraciones actuales parecen atractivas al regresar las cotizaciones a niveles previos al lanzamiento de políticas económicas promovidas por el primer ministro Shinzo Abe. La magnitud de esta mejora dependerá del avance que se logre en la resolución de los problemas de gobierno corporativo, que ha sido decepcionante.

¿Qué deberían esperar los inversores de su clase de activos y de su(s) cartera(s) de aquí en adelante?
 
En nuestra opinión, la renta variable inmobiliaria tenderá a comportarse bien en un entorno de bajos tipos de interés; las rentabilidades generadas por dichos títulos brindan un margen atractivo sobre las ofrecidas por los bonos en comparación con otras clases de activos. Aunque prevemos que flaqueen ligeramente en 2017, los fundamentales físicos en la mayoría de regiones siguen gozando de una buena salud relativa. Creemos que las rentas serán un componente de la rentabilidad total cada vez más importante. Las empresas que sean capaces de lograr expandirse y demostrar un gobierno corporativo solvente obtendrán resultados superiores a la media; los equipos directivos de calidad y las sólidas estructuras de capital también serán más importantes que nunca.
 
 

Este documento recoge las opiniones expresadas por el autor en el momento de su publicación y podrían ser diferentes de las de otras personas/equipos de Janus Henderson Investors. Cualquier instrumento, fondo, sector e índice citados en este artículo no constituyen ni forman parte de ninguna oferta o solicitud para comprar o vender alguno de ellos.

Las rentabilidades pasadas no son promesa o garantía de rentabilidades futuras. Todas las cifras de rentabilidad incluyen tanto los aumentos de las rentas como las plusvalías y las pérdidas, pero no refleja las comisiones actuales ni otros gastos del fondo.

La información contenida en el presente artículo no constituye una recomendación de inversión.

Con fines promocionales.

Compartir

Un Mensaje Importante