Hamish Chamberlayne, director de renta variable sostenible global, reflexiona sobre el último trimestre de 2021 y analiza las oportunidades que ofrece el mundo de la sostenibilidad.

Key takeaways:

  • Países de todo el mundo siguen comprometiéndose a reducir las emisiones con mayor firmeza y rapidez, acelerando la transición hacia una economía «baja en carbono».
  • La tecnología lideró el camino en el cuarto trimestre de 2021, en el que muchos grandes valores tecnológicos se anotaron fuertes rentabilidades. Sin embargo, algunas compañías de software se comportaron mal por unos resultados peores de lo esperado, lo que afectó a la rentabilidad del fondo.
  • Creemos que 2022 se caracterizará por las continuas tensiones entre las empresas de crecimiento secular y la «reapertura» de la economía mundial tras la pandemia, pero recomendamos a los inversores que no se dejen distraer por este revuelo a corto plazo.

El continuo estímulo fiscal y monetario de EE. UU. y los sólidos beneficios corporativos propiciaron un buen final del año 2021, en el que se registraron las mayores subidas de los mercados de renta variable de todo el mundo. Sin embargo, siguió habiendo rachas de incertidumbre, con la especulación sobre posibles subidas de los tipos de interés y las presiones inflacionistas entre los factores que mantuvieron a raya el entusiasmo de los inversores. También destacó la volatilidad en Asia provocada por la incertidumbre en el mercado inmobiliario chino, sobre todo por la compañía Evergrande, fuertemente endeudada, que incurrió en impago en parte de su deuda. La covid-19 también empañó la situación, pues la variante ómicron del virus provocó un repunte de casos positivos en todo el mundo. Aunque esto provocó una fuerte ola de ventas en los mercados bursátiles en noviembre, los primeros datos apuntaron a que esta variante parecía ser menos potente que las anteriores, por lo que las bolsas se recuperaron y cerraron el año con fuerza.

Perspectivas a largo plazo prometedoras de la COP26

Por lo que respecta a la sostenibilidad, en noviembre tuvo lugar en Glasgow la XXVI Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26). Aunque la mayoría de los países que asistieron a la conferencia admitieron que las medidas propuestas no son lo suficientemente firmes para alcanzar el objetivo de 1,5 grados centígrados, que se considera fundamental para limitar catástrofes medioambientales en los próximos años, se dieron pasos importantes y sus resultados nos parecen positivos. Entre otros, destacó el mayor objetivo de reducción de emisiones de países importantes, como China e India, el acuerdo de que todos los países revisarán sus contribuciones determinadas a nivel nacional cada año en lugar de cada cinco años y una mayor claridad sobre la compensación del carbono.

Estos factores son importantes para los valores incluidos en la cartera. Adoptamos un enfoque a largo plazo y creemos que el rumbo y el ritmo del recorrido son más importantes que cualquier instantánea que coincida con una conferencia global. El aspecto crucial es que la COP26 logró un cierre de filas en torno a la necesidad de acelerar la descarbonización.

En el conjunto de 2021, vimos avances importantes en la transición hacia las bajas emisiones de carbono, con un considerable aumento de las ventas de vehículos eléctricos con respecto al año anterior. Esperamos que esta tendencia continúe, pues el aumento de los precios del petróleo y las iniciativas de los gobiernos darán un nuevo impulso a la demanda. El avance de la COP26 sobre los mercados de comercio de carbono y la transparencia para la rendición de cuentas y la comunicación de objetivos también debería ser un poderoso estímulo de cambio.

La tecnología lidera, aunque no toda

El sector tecnológico se situó en cabeza en el último trimestre de 2021, con una subida de dos dígitos en dólares estadounidenses en ese periodo. Dado el excelente comportamiento de la tecnología en el trimestre y la fuerte ponderación del fondo en el sector, cabría haber esperado una rentabilidad del fondo mucho mayor. A pesar de ello, varias de nuestras posiciones en software registraron una rentabilidad decepcionante. Muchas de estas empresas han estado entre las más rentables para nosotros en los últimos años, por lo que había margen para recoger beneficios después de que publicaran unos resultados de explotación menos elevados de lo esperado, a pesar de que siguen creciendo a buen ritmo y sus fundamentos continúan siendo atractivos.

Una selección de lo más rentable

El valor que más contribuyó a la rentabilidad del trimestre pasado fue Nvidia, que se comportó bien para la cartera en el conjunto del año. La compañía se benefició de una demanda de los inversores impulsada por las crecientes evidencias de su liderazgo tecnológico y su aplicabilidad para liberar el potencial del «metaverso» en varios sectores, lo que le crea un gran mercado objetivo adicional.

Las acciones recibieron otro impulso cuando la compañía anunció unos sólidos beneficios en noviembre y cuando celebró su Conferencia de tecnología GPU, en la que mostró su plataforma «Omniverse», diseñada para mejorar las capacidades de simulación 3D y la colaboración en el trabajo. Seguimos confiando en las perspectivas a largo plazo de Nvidia, que ha logrado posicionarse con éxito como la plataforma de informática de próxima generación y tiene unos niveles atractivos de exposición a la tendencia secular de la digitalización. También apreciamos el aspecto de la sostenibilidad, como muestra la capacidad de la compañía para proporcionar un gran aumento de la eficiencia en los mercados de centros de datos y en el sector del entretenimiento y los juegos.

Walker & Dunlop también contribuyeron de forma importante a la rentabilidad. La cotización de sus acciones mantuvo su reciente senda alcista, alentada inicialmente por la adquisición de Alliant Capital, una gestora de activos centrada en el sector de la vivienda asequible, antes de marcar un nuevo máximo después de que la empresa superara las expectativas de beneficios e ingresos trimestrales por el aumento del volumen de transacciones. Esta fortaleza se debió en parte al mejor uso de la tecnología, el aumento de las ventas multifamiliares y el crecimiento del negocio digital. Estamos impresionados por cómo Walker & Dunlop se ha posicionado como líder en las áreas multifamiliares, construcción ecológica y vivienda asequible, así como por su enfoque a más largo plazo, expuesto en el informe medioambiental, social y de gobernanza (ESG) de la empresa para 2020.

Evoqua Water Technologies también obtuvo unos excelentes resultados trimestrales, con un fuerte crecimiento de los ingresos en sus divisiones de servicios y posventa, además de un aumento de la cartera de pedidos. Es uno de los mayores proveedores de tecnologías para el tratamiento y la purificación del agua, y cuenta con exposición a las tendencias relacionadas con la economía circular y la reutilización y recirculación del agua. Es probable que la compañía se beneficie de la ley de infraestructuras de EE. UU. recientemente aprobada, que dedicará 55.000 millones de dólares en los próximos cinco años a infraestructuras hídricas, entre ellas áreas en las que Evoqua tiene una amplia experiencia. La compañía también está bien posicionada para beneficiarse del enfoque de las empresas en la sostenibilidad y en reducción al mínimo del uso del agua en sus operaciones.

El software decepciona

Apple no figura en nuestra cartera, lo que supuso un lastre para la rentabilidad relativa, dado el magnífico comportamiento de la acción en el trimestre. No tenemos ninguno de los valores FAANG, ya sea porque no creamos que actualmente mejoren el mundo o porque creemos que siguen teniendo deficiencias en su gestión operativa ESG. Sin embargo, siempre estamos atentos a las mejoras y, desde luego, hemos visto que Apple ha mejorado la eficiencia energética de sus dispositivos gracias a su enfoque de diseño.

Avalara cayó a pesar de un excelente tercer trimestre con un fuerte crecimiento de los ingresos y los márgenes brutos. Las cifras fueron algo inferiores a las del trimestre anterior, una leve ralentización que bastó para que la acción se viese castigada. No obstante, creemos que su depreciación es una reacción a corto plazo y nuestra tesis a largo plazo se mantiene tal cual. A medida que las empresas siguen digitalizando sus operaciones, los productos de Avalara permiten a los clientes gestionar de forma precisa sus operaciones fiscales y de cumplimiento normativo. Está bien posicionada para beneficiarse de los mayores niveles de comercio electrónico, la creciente complejidad fiscal y normativa, y la informática en la nube (cloud).

Las acciones de Encompass Health cayeron tras sus resultados más débiles de lo esperado, debido en gran parte a los problemas relacionados por la covid-19 y el aumento de los costes laborales. La compañía ofreció una mayor claridad sobre su revisión estratégica, decidiendo escindir el negocio de salud domiciliaria. Creemos que los problemas actuales son pasajeros. Encompass está expuesta a la tendencia de envejecimiento de la población, que debería aumentar la importancia de los centros de rehabilitación y tratamiento. Además, su uso de la tecnología está ayudando a mejorar los resultados de los pacientes y a aumentar la rentabilidad.

Perspectivas para 2022

Durante 2021, las incidencias de la cadena de suministro se convirtieron en un problema para muchos sectores, como los semiconductores, la energía global y los bienes de consumo. Estas dificultades evidenciaron la debilidad de la arquitectura global de la cadena de suministro «justo a tiempo» y pusieron de manifiesto el punto flaco de las cadenas de suministro desde una perspectiva medioambiental, social y de gobernanza (ESG) en áreas como los derechos humanos y la contaminación. Esta cuestión seguirá siendo importante en 2022, con repercusiones para la inflación, las tensiones geopolíticas en zonas como China y Taiwán, los derechos humanos y la seguridad de la energía.

Como sucedió durante buena parte de los últimos 12 meses, esperamos que en 2022 el entorno de mercado se caracterice por continuas tensiones entre las empresas de crecimiento secular y la actividad de «reapertura» de la economía mundial tras la pandemia. Creemos que las potentes tendencias de crecimiento secular de la digitalización, la electrificación y la descarbonización serán cruciales para el desarrollo de una economía global más sostenible e impulsarán innumerables oportunidades de inversión. Aunque la volatilidad podría aumentar mientras la economía mundial se enfrenta a las crecientes presiones inflacionistas resultantes de los actuales problemas de la economía y la cadena de suministro, recomendamos a los inversores que no se dejen distraer por los inevitables vaivenes entre el growth y el value. Una fase de inflación podría beneficiar al crecimiento de muchos valores en los que hemos invertido, ya que mejora el atractivo de la economía de los negocios sostenibles y acelera el nivel de inversión en la transición a la energía baja en carbono.

Seguimos buscando empresas que tendrán oportunidades de crecimiento interesantes como consecuencia de ello. Y también aquellas con una cultura de innovación y una resiliencia financiera intrínseca. Estamos más entusiasmados que nunca por la variedad de oportunidades de inversión que vemos en 2022 y posteriormente.

 

Glosario de términos

Growth – acciones de empresas que muestran en general unos beneficios superiores a la media y de las que se espera que crezcan a un ritmo muy por encima del crecimiento medio del mercado.

Value – acciones de empresas que aparentemente cotizan a un precio inferior con respecto a sus indicadores fundamentales, como los dividendos, los beneficios o las ventas.

Volatilidad – el ritmo y la medida en que sube o baja el precio de una carteraun título o un índice de mercado. Se emplea como medida del grado de riesgo de una inversión.

De acuerdo con el Reglamento sobre la divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros, el Fondo se clasifica con arreglo al artículo 9 y tiene como objetivo la sostenibilidad.