EDICIÓN 1

Janus Henderson
Corporate Debt Index

El Corporate Debt Index es la primera edición de un estudio a largo plazo sobre las tendencias del endeudamiento de las empresas en todo el mundo, las oportunidades de inversión que ello ofrece y los riesgos que lleva aparejados.

Scales - banner pic - 800

Perspectivas de expertos

TRANSCRIPCIÓN


El endeudamiento de las empresas a nivel mundial se disparó hasta una cifra récord de 8,3 billones de dólares en 2019, lo que supone un aumento interanual del 8,1%, el mayor en al menos cinco años.

EE. UU. y Suiza fueron los países que registraron un mayor aumento de la deuda corporativa. Y si nos fijamos en Alemania, el país se sitúa ahora en segundo lugar tras EE. UU. en cuando a deuda corporativa, debido principalmente al sector del automóvil. Volkswagen, por ejemplo, tiene casi tanta deuda como toda Sudáfrica.

¿Qué ha sucedido en 2020? Debido a la crisis de la covid-19, de momento ha habido una enorme demanda de deuda de empresas y, hasta ahora, entre enero y mayo de 2020, ha habido emisiones por valor de 384.000 millones de dólares y cabría esperar que, para finales de año, la cifra podría llegar al billón de dólares.

Ahora bien, la deuda no tiene por qué ser siempre algo malo y, de hecho, ha sido muy importante que las empresas hayan podido acceder a la financiación durante este periodo de shock económico. Siempre y cuando las empresas puedan generar beneficios y pagar su deuda puede ser una oportunidad atractiva, especialmente ahora, que vemos que el ciclo de crédito ha cambiado y las empresas van a tratar de arreglar sus balances, tratando de pagar parte de su deuda neta para repararlos.

Entonces, ¿qué sucede con las oportunidades en el crédito? Creo que el crédito corporativo y la deuda corporativa como clase de activos ofrece un rendimiento atractivo. E igual sucede con las enormes ineficiencias en el mercado de crédito que los gestores activos pueden aprovechar. El mercado de nuevas emisiones, en el que se emiten nuevos bonos con ventajas con respecto a los existentes, supone una oportunidad excelente, sobre todo en este 2020, con todas estas emisiones adicionales.

Además, hay diversas ineficiencias en las diferentes calificaciones del mercado de crédito, entre el investment grade y el high yield, y los bonos que se mueven entre ambas categorías ―los ángeles caídos y las estrellas nacientes que vuelven a investment grade― pueden ser una oportunidad excelente que los gestores activos pueden aprovechar.

CERRAR TRANSCRIPCIÓN

Janus Henderson Corporate Debt Index, Edición 1