Objetivo de inversión

El Fondo tiene como objetivo proporcionar un crecimiento de capital a largo plazo.
Objetivo de rendimiento: Superar el MSCI EMU Net Return EUR Index después de la deducción de los gastos, en cualquier período de cinco años.

Más

El Fondo invierte al menos el 75% de sus activos en acciones (valores de renta variable) y valores vinculados a la renta variable de sociedades, de cualquier tamaño, en cualquier sector, de la zona euro. Las sociedades se constituirán o tendrán sus actividades comerciales principales en la zona euro.
El Fondo también podrá invertir en otros activos, incluidas las sociedades fuera de la zona euro, el efectivo y los instrumentos del mercado monetario.
El gestor de inversiones podrá utilizar derivados (instrumentos financieros complejos) para reducir el riesgo o gestionar el Fondo de forma más eficiente.
El Fondo se gestiona de manera activa con referencia al MSCI EMU Net Return EUR Index, que es ampliamente representativo de las sociedades en las que puede invertir, ya que constituye la base del objetivo de rendimiento del Fondo y el nivel por encima del cual pueden cobrarse comisiones de rendimiento (si procede). El gestor de inversiones tiene la discreción de elegir inversiones para el Fondo con ponderaciones diferentes al índice o que no estén en el índice, pero en ocasiones el Fondo puede tener inversiones similares al índice.

Less

El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden disminuir y aumentar como resultado de las fluctuaciones del mercado y las divisas y es posible que los inversores no recuperen la cantidad invertida en un principio.
Los inversores potenciales deben leer el folleto y, cuando resulte pertinente, el documento de datos fundamentales para el inversor antes de invertir.
Este sitio web reviste un fin promocional y no constituye recomendación de inversion.

Acerca de este fondo

  • Emplea un proceso de inversión disciplinado, desarrollado por el gestor del fondo en 1988, que deja al margen el sentimiento para sacar provecho de las anomalías de valoración que presenta el mercado.
  • El proceso de inversión combina el análisis inductivo ("bottom-up") con una visión general cualitativa que ayuda al equipo a controlar el riesgo al tiempo que intenta maximizar la rentabilidad.
  • Busca empresas de calidad superior con historiales consolidados que estén valoradas a precios que no reflejen su valor intrínseco o sus perspectivas futuras.
La rentabilidad pasada no es indicativa de rentabilidades futuras.